El alcalde belga de Alcaucín decide optar a la Alcaldía y no abandonar la política

Este es el mensaje que está circulando en el pueblo a través de Whatsapp. /SUR
Este es el mensaje que está circulando en el pueblo a través de Whatsapp. / SUR

Mario Blancke, que ha sido el segundo candidato más votado en el pueblo, asegura que seguirá adelante a pesar de mensaje xenófobo difundido por Whatsapp

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

El mensaje anónimo que circuló a principios de semana por Whatsapp en la localidad de Alcaucín en el que pedían al actual alcalde en funciones, el residente belga, Mario Blancke (Ciudadanos), que regresara a su país como extranjero, no hará finalmente que el candidato a la Alcaldía del municipio por parte del partido naranja y segundo cabeza de lista más votado, abandone la política. Blancke, que se mostró bastante molesto con el mensaje por entender que se trataba de un ataque personal contra su persona, hasta el punto de que le llevó a manifestar que iba a replantearse la posibilidad de abandonar la política, ha decidido , gracias al apoyo de su mujer, seguir adelante con aspiraciones como candidato a la Alcaldía. «Mi mujer, que no lo ha pasado bastante mal, ha dicho que debo seguir adelante y así lo voy ha hacer», ha declarado Blancke, que ha conseguido el mismo número de ediles (cuatro) que el PSOE, que ha sido la fuerza más votada.

Blancke ha manifestado que su partido a nivel local está manteniendo contactos tanto con PSOE como PP para intentar formar gobierno, aún cuando la formación socialista también aspira a la Alcaldía.

La difusión del polémicos mensaje («Queremos un alcalde o alcaldesa de Alcaucín. Y un equipo de gobierno que también sea de aquí. Extranjero a tu país. No queremos a chupatintas en el pueblo de Alcaucín»), llevó a la Guardia Civil a iniciar una investigación con el objetivo de identificar al presunto autor.

Tanto Cs como PSOE necesitan el apoyo del PP, que tiene dos ediles, para poder gobernar con mayoría absoluta (cinco concejales). Según Blancke, aunque aún no hay nada cerrado, los contactos mantenidos hasta ahora con la formación popular han servido por lo pronto para romper el hielo que existía hasta ahora entre ambas fuerzas políticas, a raíz de que en 2015 Cs alcanzara un acuerdo con el PSOE que le terminó arrebatando la Alcaldía al PP. «Hemos aclarado también algunos malentendidos, por lo que los contactos continúan. Creemos que en unos días pueden producirse avances claros», ha señalado Blancke, que aunque natural de Bélgica, lleva residiendo en España la mitad de su vida. Actualmente tiene 62 años y lleva 30 residiendo en España, 17 de ellos en Alcaucín.

Blancke se introdujo en política hace cuatro años a través de Salvemos Nuestras Casas en la Axarquía (SOHA), para luchar por la legalización de las viviendas irregulares en suelo rústico.