El Ayuntamiento de Vélez estudia subir el agua para saldar una deuda de 8,5 millones

El equipo de gobierno tripartito denuncia que el PP no cumplió el pliego de concesión con Aqualia al no actualizar con el IPC los recibos desde 2011

EUGENIO CABEZAS

El equipo de gobierno tripartito en el Ayuntamiento de Vélez-Málaga (PSOE, GIPMTM y PA) se ha encontrado con una desagradable sorpresa al analizar la situación del contrato de la concesión del servicio municipal de suministro de agua potable en el municipio axárquico, que tiene concedido hasta el año 2030 la empresa Aqualia. Según consta en un informe técnico y jurídico, la deuda con la firma asciende a 8,5 millones de euros, a 31 de diciembre de 2014, un saldo pendiente de abonar por parte del Consistorio, que está reconocido, aunque no hay un plan de pagos aprobado.

Según informó ayer el primer teniente de alcalde y portavoz municipal del PA, Marcelino Méndez-Trelles, entre las posibilidades que se están barajando para saldar esta deuda está el reducir el canon que la empresa abona anualmente al Consistorio. Al mismo tiempo, también se estudia la subida del recibo en un 3,5% de media, lo que corresponde con el IPC acumulado desde el año 2011, «y que el Ayuntamiento estaba obligado a actualizar, según el pliego de adjudicación con Aqualia, pero que durante los cuatro años de gobierno del PP, con mayoría absoluta, no se ha cumplido», advirtió el portavoz del PA.

Tarifa especial para hoteles

Al mismo tiempo, desde hace un año y medio se está facturando con una tarifa especial a los hoteles del municipio, un cambio que también ha generado, según Méndez-Trelles, una deuda que puede rondar ya los 80.000 euros y que también hay que abonar. «Estamos en negociaciones con la empresa, para ver qué medidas podemos poner en marcha para aminorar una posible subida, con bonos sociales que eviten cortes de agua a las familias en riesgo de exclusión», consideró el primer teniente de alcalde, quien lamentó que estas deudas no se hayan podido pagar con los planes de pago a proveedores de los últimos años.