Sigue sin detectarse ningún caso tras la nueva alerta por listeriosis, que mantiene a 52 personas ingresadas, 23 de ellas embarazadas

Inspectores de sanidad de la Junta de Andalucía salen con las muestras de la empresa «Sabores de Paterna»/EFE
Inspectores de sanidad de la Junta de Andalucía salen con las muestras de la empresa «Sabores de Paterna» / EFE

El volumen de afectados en Andalucía por este brote continúa siendo de 210 y la Junta destaca el buen ritmo y resultados de la ampliación del tratamiento a todas las embarazadas

JOSÉ LUIS PIEDRASevilla

El brote de listeriosis sigue sin provocar la aparición de nuevos casos desde que se decretara el pasado viernes la ampliación de la alerta sanitaria por un nuevo foco de infección en la empresa cárnica «Sabores de Paterna» , según informa la Consejería de Salud y Familias, por lo que el número total de personas afectadas se mantiene en 210 en Andalucía.

El gabinete de seguimiento de esta crisis creado por la Junta destaca también la reducción del número de mujeres embarazadas hospitalizadas, que pasa de 25 a 23, lo que pone de relieve la efectividad de los tratamientos que se están aplicando. Por otra parte, el volumen de personas ingresadas se mantiene y son 52, debido a la incorporación de casos de embarazadas sospechosas como consecuencia de la puesta en marcha del nuevo protocolo que amplía el tratamiento a todas las mujeres en periodo de gestación.

La Consejería resalta también se ha reducido de forma sostenida el número de casos desde el día 23 de agosto y actualmente la distribución de afectados por sigue teniendo a Sevilla como la provincia que aglutina un mayor número de ellos, con 173 casos, lo que supone el 82% del total, seguida de Huelva (17), Cádiz (10), Granada (5) y Málaga (5).

De total de pacientes ingresados (52), tres de ellos están en la UCI y están repartidos entre hospitales públicos y privados, según informa el departamento que dirige Jesús Aguirre.

En el caso de los públicos el número de pacientes

ingresados con infección confirmada es de 45, frente a los 47 del el día anterior, de los cuales 21 son mujeres embarazadas (23 el día anterior). La mayoría de ellos, 37 están ingresados en hospitales de Sevilla (40 el día anterior); 1 en Huelva, 2 en Cádiz, 3 en Málaga, 1 en Granada y 1 en Almería. Ninguno en Córdoba y Jaén.

El número de pacientes en l hospitales privados

y concertados es de 7 (5 el día anterior), 3 en centros de Sevilla y 4 en Cádiz, de ellos 2 son mujeres embarazadas (1 el día anterior).

El portavoz del gabinete técnico creado por la Consejería de

Salud y Familias para el seguimiento de la listeriosis, José Miguel

Cisneros, destacó que «el esfuerzo extraordinario que están haciendo todos los médicos de familia, los ginecólogos y las matronas para que el nuevo protocolo para la ampliación del tratamiento a embarazadas asintomáticas se esté llevando a cabo a buen ritmo gracias», a lo que añadió la «la respuesta ejemplar» de los

profesionales y de las mujeres embarazadas ante una intervención de

esta magnitud».

Cisneros indicó «el pequeño incremento en el número de mujeres embarazadas que han ingresado se debe precisamente a la recomendación de tratamiento que ha permitido identificar a embarazadas asintomáticas que no habían consultado previamente y que están recibiendo tratamiento». Además, resalta que «por segundo

día consecutivo no se ha declarado ningún caso nuevo en Andalucía«.

Por otro lado, la Consejería aseguró también que se ha procedido a la inmovilización de los productos en la nueva empresa del municipio gaditano de Paterna de Ribera en la que se ha detectado el nuevo foco, además de su retirada del mercado al mismo tiempo que se mantiene abierta la investigación de esta contaminación alimentaria que ha supuesto la activación de una segunda alerta.

La primera de estas alertas se decretó el pasado día 15 de agosto sobre el producto de carne mechada con el nombre comercial «La Mechá», fabricado por la firma Magrudis, con domicilio en Sevilla capital, tras comprobar que este producto era el agente causante de los brotes de listeriosis registrados en las últimas semanas.

Desde ese momento, la Consejería ha informado a los

ciudadanos de que dejen de consumir ese producto, sobre el que la

Consejería procedió entonces a su inmovilización y retirada del

mercado. La producción de la carne mechada de La Mechá quedó

paralizada el 14 de agosto.