VOX reúne en Sevilla a dos mil personas para proclamar candidato al juez Serrano

El partido de Abascal propone cerrar las mezquitas, fortalecer las fronteras y devolver al Estado las competencias de educación, sanidad y justicia

SUR SEVILLA.

El presidente de VOX, Santiago Abascal, logró ayer reunir a 2.000 simpatizantes, según la organización, en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla (Fibes) para la presentación de los candidatos a las elecciones andaluzas, entre ellos el candidato a la Presidencia, el juez en excedencia Francisco Serrano. El candidato de VOX, que estuvo inhabilitado como juez de familia dos años por cambiar el régimen de visitas de un menor para que pudiera participar en una procesión de Semana Santa, negó que su partido sea de extrema derecha, sino de «extrema necesidad», y también rechazó que sea «un partido excluyente» con colectivos como los homosexuales o los inmigrantes.

Pese a ello, en su intervención incluyó entre las medidas que propone para estas elecciones andaluzas la de fortalecer las fronteras con más medios y cerrar las mezquitas. El líder nacional del partido, Santiago Abascal, junto al secretario general del partido, Javier Ortega, reivindicaron la labor de VOX como «instrumento al servicio de España», señalando que su objetivo «no es ganar en la comunidad, sino que Andalucía gane con España».

En este marco, Abascal apuntó que, basándose en la importancia de «contribuir a la grandeza de la patria», la labor del partido en el Parlamento autonómico será mostrar a Andalucía como «la máxima expresión nacional y como la cúpula del esfuerzo». Así, continuó, «en Andalucía se iniciará una reconquista para dar voz a los españoles».

Medidas

Por ello, el líder de la formación destacó el acto del partido el pasado mes de octubre en el Palacio de Vistalegre de Madrid -que agrupó a unas 10.000 personas, según la organización-, que generó un «terremoto político» y, como consecuencia, «nos esperan con la escopeta cargada», añadió.

Al respecto, el presidente de VOX valoró su «entrada» al Congreso de los Diputados con las referencias hacia el partido por parte de los grupos políticos, todo ello, a su juicio, «utilizando los valores esenciales del partido: la defensa de la unidad y orden nacional».

En relación a la oposición andaluza, Abascal lamentó que partidos como la «muleta naranja» -en alusión a Ciudadanos (Cs)- o el liderado por Pablo «Mezquitas» -Podemos- apelan a la ciudadanía al voto útil. «El voto realmente útil es el de VOX», con el cual «queremos devolver el chollo, el trabajo y la dignidad a Andalucía, para que esté a la cabeza de España y alejarla del victimismo con el que tienen sometida a tanta gente», argumentó.

Con el objetivo de que Andalucía sea «la locomotora de España y Europa, no el furgón», el juez Serrano, junto con los cabezas de lista provinciales, enumeró las medidas que plantea en Andalucía. Entre ellas, «acabar con el despilfarro de la Junta; cerrar las mezquitas fundamentalistas y combatir a todos que quieren convertir la Catedral de Córdoba en una mezquita, o fortalecer las fronteras dotando de recursos materiales, legales y humanos a las fuerzas de seguridad».

Toros y Semana Santa

Asimismo, «crear un sistema educativo basado en la libertad de los padres para elegir el colegio de sus hijos; la derogación de la ley de memoria histórica que manipula y divide a los españoles; devolver al Estado las competencias de educación, sanidad y justicia, o crear un plan para la protección de nuestra cultura y tradiciones como la tauromaquia y la Semana Santa», esto último, criticaron desde VOX, «frente a los totalitarismos enloquecidos y peligrosos que nos dicen hasta qué tenemos que comer».

Temas

Vox
 

Fotos

Vídeos