Dos mil personas se manifiestan por «la situación de impunidad» de las temporeras

AGENCIAS HUELVA.

Unas 2.000 personas, según estimaciones de los organizadores, se manifestaron ayer en Huelva en la movilización organizada por el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), CGT, CNT, Mujeres24H, Café Feminista y otros colectivos feministas de Andalucía para alertar de «la situación de impunidad» de las temporeras agrícolas tras las denuncias interpuestas por presuntos abusos tanto laborales como sexuales en el campo onubense. En declaraciones a Europa Press, la abogada y miembro del SAT Pastora Filigrana señaló que la asistencia «ha superado las expectativas», así como también destacó la emotividad del acto, marcado por la presencia de algunas de las denunciantes de dichas prácticas.

Explicó que las temporeras han podido exponer «lo ocurrido en las fincas y la dificultad para denunciar y salir de allí». Dichas trabajadoras han estado acompañadas por «la presencia feminista mayoritaria», según subrayó. Bajo el lema 'Fresas sí, pero con derechos', la marcha partió desde el Palacio de los Deportes de la capital y el fin, según remarcó Filigrana, era denunciar «la impunidad».

«Tenemos la obligación de sacar a la luz esta situación y queremos interpelar a la Administración pública porque todo este contexto es fruto de una dejación de funciones por su parte, faltan inspecciones de trabajo y mediadores interculturales a pesar de que hay 17.000 mujeres marroquíes trabajando en Huelva y más de 120.000 en total», manifestó.

Herramientas para denunciar

Al respecto, aseguró que estas mujeres «no tiene vehículos para denunciar estos abusos, por lo que cuando lo hacen es una acción heroica» y precisó que, aunque «las administraciones animan a estas mujeres a denunciar, cómo, con qué herramientas lo hacen cuando trabajan en fincas a kilómetros de cualquier núcleo urbano, cuando no conocen el idioma, cuando eres una mujer pobre de Marruecos sin ninguna red en el Estado español».

Por ello, desde el sindicato han pedido «protocolos establecidos, herramientas, vehículos y un teléfono al que llamar cuando estas mujeres se ven afectadas por situaciones de este tipo». En cuanto a las denuncias interpuestas, Filigrana precisó que «hay nueve ante la Guardia Civil» y recordó que en 2014 hubo una sentencia condenatoria en Huelva por acoso y contra la integridad moral. Al respecto, afirmó que la Fiscalía «está investigando». Por ello, indicó que «la patronal tiene que estar al lado del SAT para limpiar el buen nombre de la fresa de Huelva. No podemos ser cómplices de que la riqueza económica de Andalucía se haga sobre los hombros de las mujeres más vulnerables», sentenció.

 

Fotos

Vídeos