El PSOE elige a Bustinduy y el axconsejero de Cultura como senadores por Andalucía

Vázquez y Bustinduy. /
Vázquez y Bustinduy.

Ciudadanos proponea Fran Carrillo y Mar Hormigos, dos cargos del partido naranja en Córdoba y Sevilla

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

El PSOE ha elegido a la diputada por Málaga Marisa Bustinduy, al exconsejero de Cultura Miguel Ángel Vázquez y al también diputado por Sevilla José Muñoz para que sean designados senadores por la comunidad autónoma de Andalucía. Será el Pleno del Parlamento de los próximos días 6 y 7 el que acuerde la designación.

A Andalucía le corresponden nueve senadores como resultado de las elecciones autonómicas del pasado día 2 de diciembre: tres del PSOE, dos del PP, dos de Ciudadanos, uno de Adelante Andalucía y otro a Vox. Los socialistas y populares pierden dos senadores cada uno, mientras que Ciudadanos y Vox se estrenan en la Cámara alta. Lo hacen, además, en el ámbito nacional. Los andaluces serán los primeros senadores tanto de la formación naranja como del partido de Abascal.

Ciudadanos también dio a conocer ayer que sus representantes en la Cámara alta serán Francisco Carrillo, quien fuera número uno por Córdoba en dichos comicios, y a Mar Hormigo, secretaria de Organización de la formación naranja en la provincia de Sevilla. La elección parece una apuesta por fortalecer las estructuras provinciales del partido en Andalucía y animar a la ampliación de cuadros. Supone un giro a la estrategia mantenida en la elección de nombres para el Gobierno, donde han primado profesionales independientes sin afiliación al partido.

Ya solo falta que PP y Adelante Andalucía confirmen los nombres que les representarán en el Senado. En el PP se da por hecha la continuidad de Javier Arenas, mientras que se baraja que siga también Rosario Soto. Por Adelante Andalucía será Esperanza Gómez quien dé el relevo a Maribel Mora, ahora diputada regional.

Los nombres elegidos por Susana Díaz en el PSOE supone movimientos significativos en las provincias de Málaga y Sevilla. Tanto Marisa Bustinduy como José Muñoz dejarán sus escaños en el Parlamento andaluz, permitiendo así correr las listas de las provincias por las que fueron elegidos. En el caso de Málaga, entraría en el Parlamento el ahora diputado provincial Francisco Conejo. En el de Sevilla, la siguiente en la lista es Brígida Pachón, pero después va Carmelo Gómez, un hombre del círculo próximo a Susana Díaz.

Tanto Muñoz como Vázquez son del PSOE sevillano, aunque el segundo fue candidato al Parlamento por Cádiz, pero no logró escaño. Hasta hoy había cobrado fuerza que fuera senadora la gaditana Noemí Ruiz, lo que facilitaría la entrada de Miguel Ángel Vázquez en el Parlamento autonómico. Díaz premia a Sevilla y Málaga, las provincias con más votos y escaños socialistas.

Marisa Bustinduy deja la Cámara autonómica tras haber sido diputada desde las elecciones de marzo de 2008. Con anterioridad fue candidata a la Alcaldía de Málaga y secretaria provincial del PSOE en esta provincia. Vázquez ha sido portavoz del Gobierno andaluz tanto con José Antonio Griñán como con Susana Díaz hasta ser nombrado consejero de Cultura en junio de 2017. José Muñoz, secretario del grupo socialista dos legislaturas, es también secretario local de Lebrija, una de las agrupaciones socialistas más potentes de Sevilla.

La ejecutiva regional y el comité director del PSOE dieron el visto bueno a los nombres elegidos para el Senado. En su intervención en el comité director, Susana Díaz reivindicó la «buena herencia» que ha dejado su partido en el Gobierno andaluz. Puso de ejemplo los datos de creación de empleo, las expectativas de crecimiento económico al alza y el récord de creación de empresas; También que el bipartito PP-Cs haya mantenido a directores generales de sus gobiernos. «Nos llena de orgullo», dijo. También acusó al presidente de la Junta, Juanma Moreno, de «no estar gobernando» y de pasar las semanas «en blanco»..

José Muñoz y Mario Jiménez.
José Muñoz y Mario Jiménez.

La marcha de Bustinduy abre las puertas del Parlamento andaluz a Francisco Conejo

Por A. M. Romero

A la espera de que al inicio de esta próxima semana sea ratificada la propuesta del PSOE de sus senadores por designación autonómica, se producirá un efecto dominó que afecta a Málaga. Así, el salto de Marisa Bustinduy a la política nacional con un escaño en la Cámara Alta le obligará a dejar el Parlamento andaluz, donde fue elegida el pasado 2 de diciembre, dejando un hueco a Francisco Conejo, que en las elecciones andaluzas no pudo entrar en la Cámara autonómica.

La maniobra política supondrá que Conejo dejaría la Diputación Provincial, donde es portavoz desde 2011, y dar el salto a la política autonómica, donde pasaría a formar parte del núcleo duro de Susana Díaz ya que el malagueño es miembro de la dirección regional; además es un gran conocedor de Elías Bendodo, hombre fuerte del nuevo gobierno del centro-derecha como consejero de Presidencia, y expresidente de la institución provincial.

En caso de abandonar la Diputción, su sustituto podría ser la concejal de Torremolinos Maribel Tocón o el edil de Rincón de la Victoria, Antonio Sánchez, quien tiene opciones ya que el nuevo presidente de la institución provincial va a ser el alcalde de Rincón, Francisco Salado.

Asimismo, habría que reordenar las competencias dentro del grupo provincial socialista donde Antonia García, vicesecretaria general del PSOE provincial, se perfila como portavoz, según fuentes consultadas. Estas añadieron que en el Ayuntamiento de la capital, donde Conejo es concejal, podría preservar el acta, aunque aún no hay nada cerrado.

Esta misma semana, Francisco Conejo denunció en el pleno de la Diputación que Bendodo hubiera abandonado la institución para irse al gobierno de la Junta. Ahora, él puede seguir el mismo camino que criticó diciendo que era un presidente que «se había ido corriendo sin cumplir sus compromisos». Las fuentes también añadieron que la salida de Conejo da a la dirección provincial más tranquilidad para elaborar las listas para las elecciones municipales ya que la posibilidad de su inclusión en las mismas estaba provocando recelos en algunos sectores.

La elección de Marisa Bustinduy como senadora deja fuera de la Cámara Alta a Fuensanta Lima, vicesecretaria general del PSOE de Málaga, quien se queda sin cargo público. Las fuentes explicaron que Lima, persona de la máxima confianza del secretario general socialista en la provincia, José Luis Ruiz Espejo, cuenta con el apoyo del partido y asumirá nuevas responsabilidades. Una de las opciones que se baraja es que vaya en las listas de las municipales.

 

Fotos

Vídeos