El Gobierno andaluz insta a Vox a retirar la enmienda a los Presupuestos para negociar «cuanto antes»

El Gobierno andaluz insta a Vox a retirar la enmienda a los Presupuestos para negociar «cuanto antes»

«En lo de la eliminación de chiringuitos ideológicos nos tiene de su lado», afirma el portavoz, Elías Bendodo

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSASEVILLA

El Gobierno andaluz está dispuesto a «recoger el guante» lanzado esta mañana por el líder de Vox, Santiago Abascal, para negociar el Presupuesto de la Junta de Andalucía un día después de que esta formación anunciara bloquear las cuentas con una enmienda a la totalidad. El portavoz de la Junta, Elías Bendodo, se ha mostrado confiado en que Vox se acabará sumando al proyecto de ley de las cuentas andaluzas para 2019, las primeras no socialistas, y ha expresado la disposición del consejero de Hacienda, Juan Bravo, de sentarse cuanto antes a negociar con el citado grupo parlamentario.

Eso sí, Bendodo pide a Vox que si quiere negociar no presente la enmienda a la totalidad, cuyo plazo expira este jueves a las 12.00 horas. Ha aclarado lo obvio: Tanto PSOE como Adelante Andalucía van a reclamar la devolución de las cuentas por el procedimiento de la enmienda a la totalidad, aunque los socialistas no lo han aclarado. Si Vox se suma, las cuentas se bloquean y no entran a debate en el Parlamento. «La enmienda a la totalidad no se negocia. Se presenta o no se presenta. Para negociar no se puede presentar enmienda a la totalidad. Si la voluntad de negociación existe, cuanto antes, nos sentamos a negociar. PP y Cs no vamos a defraudar, espero que Vox tampoco», ha dicho Bendodo. «Aceptamos el guante de Abascal de sentarse a negociar, pero hay que evitar que no se presente la enmienda a la totalidad», ha añadido.

Más

El también consejero de Presidencia ha apelado a la «altura de miras» del grupo de Vox en el Parlamento, en el que ha apoyado la rebaja de impuestos del Gobierno PP-Cs y se ha sumado al pacto para la renovación de la RTVA. «Seguro que Vox no va a frustrar las ganas de cambio» en Andalucía, ha expresado Bendodo, quien ha recordado que un Presupuesto implica estabilidad y da confianza a los empresarios en un momento de crecimiento económico en Andalucía. Ha dicho que Vox tiene que elegir entre la prórroga del actual Presupuesto elaborado por los socialistas o que se apruebe uno nuevo. «Tiene dos opciones, o sumarse a Podemos y socialistas, o sentarse a negociar», ha espetado.

Al ser preguntado sobre la relación del órdago de Vox y los pactos municipales y autonómicos, Bendodo ha respondido rotundo: El Presupuesto no se puede mezclar con negociaciones de pactos en otros lugares», ha afirmado para instar a Vox a no vincular los pactos postelectorales a un acuerdo de presupuestos sobre el futuro económico de una comunidad. «No se puede jugar con eso», ha afirmado para reiterar a Vox que son «parte del cambio en Andalucía». «La otra opción es volver al pasado», ha afirmado.

Bendodo no ha querido hablar de líneas rojas en la negociación con Vox sobre las cuentas andaluzas. Tanto el portavoz como la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, Rocío Ruiz (Cs), presente en la rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno, no han querido entrar sobre el veto de Vox a las partidas contra la violencia de género y memoria democrática entre otras. Ante la pregunta de si consideraban como Vox que el Instituto Andaluz de la Mujer es un «chiringuito ideológico», ambos han eludido sumarse a esta etiqueta. Si bien, han dado a entender que sí ha habido en la etapa socialista modos y maneras de conceder prestaciones de las partidas sociales «con sesgo ideológico» y «sin transparencia». «Ningún grupo de la Cámara está en contra de las políticas de género, Vox lo que habla es de eliminación de chiringuitos ideológicos, ahí nos tiene como aliados», ha respondido Bendodo.