Cristina Cifuentes augura la victoria de Juanma Moreno en Andalucía

Juanma Moreno hace un selfie con Rajoy y toda la delegación andaluza que asiste a la Convención de Sevilla. /Efe
Juanma Moreno hace un selfie con Rajoy y toda la delegación andaluza que asiste a la Convención de Sevilla. / Efe

El líder del PP andaluz confía su conquista de la Presidencia de la Junta al respaldo de Cs, al que reta: «Sería un mazazo, un desastre y una frustración para su electorado que Cs le diera el gobierno al PSOE de los 40 años»

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

La Convención Nacional del PP está resultando del todo surrealista o muy peculiar. Ya no solo por el afán de los populares por parecer risueños y chistosos en el formato de 'talk show' diseñado para coloquios con la procesión por dentro de su marca política en horas bajas y la polémica del máster de Cristina Cifuentes para colmo de la desazón. Como si no fuera con ella, el segundo día de la cita en Sevilla la presidenta de Madrid siguió siendo la estrella sin complejos.

Y Juanma Moreno siguió pareciendo el suplente calentando en la banda para salir a jugar su partido. Paradojas de este cónclave, fue Cifuentes a la primera que se le ha oído mimar al andaluz, el primer candidato autonómico en saltar al terreno electoral. Dijo lo que se esperaba oír y no dijo la secretaria general, Dolores de Cospedal, el día antes, aunque, eso sí, sin mencionar su nombre: «Vais a conseguir gobernar en Andalucía el próximo año», espetó Cifuentes a Loles López. La secretaria general del PP andaluz intervino en el coloquio de presidentes regionales del partido en el que figuraba la mandataria de Madrid, el que mayor expectación concitó, incluyendo en la primera fila de espectadores a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, y Dolores de Cospedal. Cifuentes, que recibió el más largo aplauso hasta ahora del cónclave, dijo que el PP ganará en Andalucía porque el PSOE es quien «más paro, menos crecimiento, mas enchufismo y más precariedad» ha dado a esta Comunidad. El papel de Loles López, la única secretaria general en los coloquios de 'barones' regionales, no era fácil, pero el moderador tuvo el acierto de hacerla hablar antes que Cifuentes. Su mensaje era el de su misión: Poner en valor al candidato andaluz. «En Andalucía, lo nuevo y bueno se llama Juanma Moreno», enfatizó.

A falta de oír hoy a Rajoy en su discurso de clausura, estas han sido las dos alusiones más concretas de ánimo al anfitrión de una convención organizada para dotar de moral al partido cara al largo año electoral. También resultó curioso que el candidato andaluz depositara su esperanza de ser el gobernante de Andalucía dentro de un año al apoyo de Ciudadanos, cuando otra de las consignas de la convención es darle la vuelta a las encuestas que sitúan al partido naranja a punto de adelantar al PP nacional.

Recado a Cs

Juanma Moreno envió un recado en este sentido al partido que en Madrid apoya a Cristina Cifuentes, pero a Susana Díaz en Andalucía. Preguntado sobre si cree que la polémica del máster de Cifuentes puede interferir en las relaciones con Cs en Andalucía, Moreno respondió que en cada comunidad hay circunstancias distintas, para reflexionar luego en voz alta: «Si el PP y Ciudadanos sumamos 55 escaños tras las próximas elecciones autonómicas, sería un mazazo que Ciudadanos le diese el Gobierno al PSOE de los 40 años. Sería un desastre y una frustración para su propio electorado».

Y es que el presidente del PP andaluz ha querido transmitir en esta convención su ambivalente sentido realista y optimista a la vez. Como líder del partido se ve en el deber de instar a sus cuadros a «salir a ganar sin ningún complejo». Como aspirante a gobernar, admite que sus posibilidades dependen de Ciudadanos y las circunstancias favorecen más que nunca el vuelco político en esta Comunidad, donde solo ha gobernado el PSOE desde hace 36 años. Todo ello pese a que en su partido admiten que una victoria electoral como en 2012, donde ganaron por 50 diputados, es difícil volver a repetir. Entonces el PP no pudo gobernar pese a ganar las elecciones porque PSOE e IU sumaron mayoría absoluta.

Esta vez el PP confía en una vuelta de tortilla porque, a diferencia de entonces, hay otro partido del mismo segmento ideológico en alza. Sin ganar e incluso con menos escaños de los 33 de ahora, el PP podría gobernar si la suma aritmética con Cs sobrepasa los 55 escaños de la mayoría absoluta. Moreno opina que pese a «la coyuntura desfavorable» del PP en la actualidad, con Cs comiendo en su pesebre de votos, esa suma es factible y con ella «un nuevo ciclo político» en Andalucía.

Moreno habló de Cs, pero rehuyó hablar de Cristina Cifuentes y de su polémico máster que ha nublado la convención del PP en Sevilla, un evento en el que el PP andaluz ha puesto toda su energía para presentarse como «escaparate» y «referencia» del partido a nivel nacional. En esta ciudad, donde suele lucir el sol casi todo el año, llovió todo el día, pero los 308 delegados del PP andaluz no han querido que el clima de fuera y dentro del hotel enturbie su protagonismo como anfitriones. Todos juntos se hicieron alegres una foto con Mariano Rajoy y Juanma Moreno. La decisión de celebrar la convención en Sevilla es «fruto de un respaldo claro, contundente y nítido al PP andaluz» y a su candidatura, subrayó Moreno.

En esta segunda jornada el PP entregó los premios a los ganadores del concurso 'Proyectos y buenas prácticas municipales 2018', entre ellos al presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, el alcalde de Antequera, Manuel Barón, y el portavoz de Sevilla, Beltrán Pérez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos