Nuevo Futuro: la familia crece

Foto de familia de la presentación del cartel. /Migue Fernández
Foto de familia de la presentación del cartel. / Migue Fernández

La asociación presenta su tradicional Rastrillo benéfico: 29 ediciones en Málaga que hacen de esta cita «un patrimonio de toda la ciudad»

Ana Pérez-Bryan
ANA PÉREZ-BRYAN

Aquella carta de agradecimiento de una de las cientos de niñas que pudo ver su futuro en luces cuando sus circunstancias familiares no la condenaban a otra cosa que a las sombras termina por dar la medida (casi) milagrosa de un proyecto que echó raíces en Málaga hace casi medio siglo: «Gracias a vosotros sé lo que es el calor de un hogar. Gracias a vosotros tengo un futuro», celebraba aquella chica al hablar de qué había representado para ella que Nuevo Futuro se cruzara en su camino.

Esa carta también es el ejemplo palpable de un trabajo ejemplar de solidaridad y entrega que se ha convertido en «un patrimonio imprescindible en la ciudad» y que se nutre de miles de familias que, de fuera hacia dentro y viceversa, han terminado por dibujar un círculo virtuoso y necesario. El mismo que recorría ayer en su pregón de presentación del Rastrillo de Nuevo Futuro el director de SUR, Manuel Castillo, que echó mano de la emoción y de la experiencia común que han compartido todos los que a lo largo de los años han colaborado con esta iniciativa para resaltar esa labor que «trasciende lo personal y que ha logrado una dimensión incalculable».

Precisamente esa condición de ser «el patrimonio de todos» –dijo Castillo– está en la base de una labor que destila «buena energía y que hace cada año posible el milagro de Nuevo Futuro». El director de SUR emplazó a las administraciones y a los ciudadanos a «seguir conservando» ese legado común que permite que, en la actualidad, casi medio centenar de menores puedan tener una oportunidad desde los ocho hogares que la asociación mantiene en Málaga. Una «enorme labor» que, a su juicio, «requiere de mucha constancia y determinación, pero sobre todo de mucho amor, aunque a veces este trabajo pueda resultar ingrato».

En efecto, esas piedras en el camino las ha sorteado Nuevo Futuro en los últimos 46 años con el convencimiento firme de que «habrá momentos de impotencia, pero que siempre se sale adelante», recordó Castillo, que habló en nombre de la redacción de SUR y de «todos los malagueños» cuando se reafirmó en su compromiso con El Rastrillo, una cita ineludible en la agenda de diciembre que alcanza su 29 edición y que representa un balón de oxígeno vital para que desde esas ocho viviendas se pueda seguir dando «calor de hogar». «Porque Nuevo Futuro regala felicidad, y cuando se les ayuda siempre se recibe mucho más de lo que se da», celebró el director de SUR.

En esa estrategia que hoy comparten cientos de voluntarios han jugado un papel fundamental las impulsoras de un proyecto que hoy está en manos de la siguiente generación: en su completo recorrido por las familias que «pusieron su granito de arena cuando Nuevo Futuro llegó a Málaga», Castillo quiso recordar a Carmen Barrionuevo, Ángeles Loring y Genoveva (Vevi) Vera, «que mucho antes de que se hablara de 'networking' o trabajo en red ya se encargaron de ponerse en marcha llamando a sus familias y amigos; y que también antes de que se supiera lo que era el 'crowdfunding' ya buscaron los recursos para que esta iniciativa saliera adelante, consiguiendo algo extraordinariamente grande».

A esas mujeres pioneras, y a todos los que han venido después, Castillo dedicó un enorme 'Gracias', ya que a su juicio «la tarea de Nuevo Futuro ennoblece y prestigia a Málaga y a los malagueños». Parte de ese logro viene de la mano del Rastrillo, que este año abrirá sus puertas entre el 6 y el 9 de diciembre en el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga y que pregonaba anoche su inicio, como también es tradición, desde el Real Club Mediterráneo.

El Rastrillo

Fechas.
Del 6 al 9 de diciembre (ambos inclusive).
Lugar.
Palacio de Exposiciones y Congresos de Málaga.
Horario.
De 11.00 a 21.00 horas
Puestos.
Habrá cerca de una treintena de puestos en los que se podrán adquirir ropa, artesanía o artículos de regalo de Navidad. También hay una completa oferta gastronómica.

También allí agradecía la labor de Nuevo Futuro la escultora Elena Laverón, que ha donado una de sus inconfundibles esculturas como imagen del cartel de este año y que se mostró «profundamente honrada de poder participar en este proyecto donde trabajan tantas personas de manera desinteresada», dijo la autora.

«Que sepan que importan»

En nombre de todos ellos habló la presidenta de la asociación, Ángela Fontana, quien hizo un recorrido histórico pero sobre todo sentimental por esos 46 años de trayectoria y perfiló la clave del éxito de Nuevo Futuro: «El triunfo está en que estos niños sepan que importan, que se les quiere y que son tenidos en cuenta; y en mantener un complejo equilibrio entre el afecto y la norma», dijo.

Y para conseguirlo –añadió– «es fundamental el apoyo y la ayuda que nos prestan las instituciones», cuyos representantes también acudían ayer a la llamada de la asociación: el concejal de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Málaga, Raúl Jiménez; la diputada de Asuntos Sociales, Ana Carmen Mata; la delegada de Igualdad de la Junta, Ana Isabel González y el director de Área de Negocio de CaixaBank, Amador Carmona, se reafirmaron en su compromiso de seguir colaborando con Nuevo Futuro y destacaron –como dijo Jiménez– que «más allá de las aportaciones de las administraciones hay algo que no se puede cuantificar: el cariño». Y el calor de hogar que permite a cientos de niños que disfrutan precisamente de eso: de un futuro diferente. Y nuevo.

Manuel Castillo, director de SUR, durante su pregón de presentación de El Rastrillo. Asistentes a la presentación del cartel. / Migue Fernández

 

Fotos

Vídeos