Bancosol cierra la campaña de la Gran Recogida con 740.000 kilos de alimentos

Voluntarios trabajan en la última edición de la Gran Recogida. /
Voluntarios trabajan en la última edición de la Gran Recogida.

A los más de 616.000 kilos conseguidos en las tiendas se suman otros 123.000 donados por empresas, colegios e instituciones

Amanda Salazar
AMANDA SALAZARMálaga

La Gran Recogida terminó hace más de un mes, pero es ahora cuando el Banco de Alimentos de la Costa del Sol Bancosol da por cerrada de forma oficial la campaña. Tras las primeras estimaciones a pie de tienda, que arrojaban una cifra de 602.500 kilos de comida conseguidos, las previsiones se han visto superadas. Tras el recuento más exhaustivo en el proceso de clasificación -que ha durado cinco semanas-, Bancosol confirma que los días 30 de noviembre y 1 de diciembre pasados se recogieron un total de 616.171 kilos de alimentos en las 330 tiendas participantes en esta séptima edición de las Gran Recogida. A esto se suman otros 123.869 kilos provenientes de otras donaciones, como empresas, colectivos, colegios e instituciones. En total, se han logrado 740.040 kilos de comida que servirán para reforzar el reparto de alimentos que realiza de forma habitual Bancosol entre las 45.000 personas a las que atiende en la provincia.

«Estamos muy satisfechos, se ha incrementado mucho el total de kilos recogidos y esto se debe a que se han sumado 40 tiendas nuevas y a las aportaciones tanto de las personas anónimas como de empresas«, señala Joaquín Jiménez, presidente de Bancosol.

Este año, como novedad, Bancosol pidió productos más específicos como leche, aceite, alimentos en conserva y platos precocinados. «Se está notando un cambio, pero sabíamos que este proceso sería a largo plazo; se ha donado menos pasta y arroz y se han incrementado los productos específicos que pedíamos para tratar de dar más variedad de productos a las familias beneficiarias».

Algunos productos como la leche «ya están prácticamente repartidos entre los hogares«, el resto se irán repartiendo de forma intercalada con otros artículos que nos llegan por otras campañas y programas de excedentes de la industria de alimentos.

Ahora toca un periodo de reflexión, según Jiménez, para mejorar algunas cosas de cara a la próxima edición de la Gran Recogida. Aunque adelanta que se irán introduciendo aspectos novedosos, como la opción de donar alimentos de forma virtual o sustituir las bolsas de plástico con las que los voluntarios animan a comprar a los ciudadanos por otro tipo de bolsas. Lo que sí tiene claro Jiménez es que habrá nueva edición de la Gran Recogida. «La realidad es, desgraciadamente, que mantenemos las cifras de beneficiarios en 45.000 personas y que vemos volver a personas que ya habían dejado de necesitar nuestra ayuda», explica.