La reforma laboral deja a 2.700 trabajadores sin convenio colectivo en la provincia

El fin de la llamada 'ultraactividad' da pie a la anulación de nueve acuerdos vencidos hace más de un año, que podrían sustituirse por tratados sectoriales o el Estatuto de los Trabajadores

NURIA TRIGUEROMálaga

Un total de 2.742 personas han quedado en un 'limbo' laboral al quedar caducados, por efecto de la reforma laboral, nueve acuerdos laborales (tres de sector y seis de empresa) que llevan más de un año bloqueados en la provincia, según los datos suministrados por Comisiones Obreras. Y es que ayer finalizó el límite de doce meses dado por la citada reforma laboral a la prórroga automática de los convenios vencidos y pendientes de renovación, conocida como 'ultraactividad'. Para estos trabajadores se abre un escenario de incertidumbre, puesto que en aplicación estricta de la normativa laboral sus empresas pueden pasar a regirse por los convenios de rango superior si los hubiere o, en su defecto, por el Estatuto de los Trabajadores (que marca el 'suelo' de los derechos laborales) y el salario mínimo interprofesional.

Los convenios colectivos de empresa que quedarían anulados en la provincia, según CC OO, son el de Tívoli World (con 194 trabajadores), Limpiezas Municipales y Parque del Oeste S.A.M. (457 trabajadores), Mancomunidad de Propietarios Costa Lago (20 trabajadores), Singilia Barba S.A. (28 trabajadores), Soliar S.A. (Limpieza de Edificios y Locales de Ronda con 25 trabajadores) y Turismo de Ronda, S.A. (18 trabajadores). En cuanto a los acuerdos de sector, quedan caducados los de agencias distribuidoras oficiales de Repsol Butano (20 empresas y 300 trabajadores), empresas organizadoras de juego del bingo (12 empresas y 200 trabajadores) y establecimientos sanitarios de consultas, asistencias, tratamientos y rehabilitación (1.150 empresas y 1.500 trabajadores). Desde el sindicato destacan que en algunos de estos casos la negociación no se ha bloqueado por falta de voluntad de las partes, sino por otros motivos, como por ejemplo que la patronal haya desaparecido, como es el caso del último convenio mencionado.

Esfuerzo negociador

Pero podría haber sido peor. Esa es la sensación que transmitieron ayer tanto los sindicatos como la patronal en Málaga, que destacaron cómo el esfuerzo negociador de los últimos meses ha evitado que el fin de la ultraactividad de los convenios deje a muchos más trabajadores en el limbo. «Partíamos de una difícil situación con un número muy importante de convenios bloqueados», afirmó el secretario de Acción Sindical de CC OO, José Martín, que advirtió no obstante de que queda «mucho trabajo por hacer», puesto que hay muchos acuerdos que se han prorrogado hasta final de año para poder proseguir con la negociación que ya estaba en marcha.

Martín destacó que para alcanzar este acuerdo «ha habido importantes pasos previos como son los compromisos adquiridos tanto en el Acuerdo de ultraactividad anexo al II Acuerdo para el Empleo y Negociación Colectiva a nivel estatal como el Acuerdo para el Progreso Económico y Social de Andalucía, desarrollado en el seno del Consejo de Relaciones Laborales de Andalucía (CARL) y en el Sistema Extrajudicial de resolución de Conflictos (SERCLA)».

El presidente de la Confederación de Empresarios de Málaga, Javier González de Lara, aseguró ayer que existe «voluntad de negociar» y de evitar la anulación de convenios colectivos por efecto de la reforma laboral. «No existe un bloqueo de la negociación, de hecho hay mesas abiertas en este momento de convenios sectoriales», añadió el líder de la patronal, que reivindicó la importancia del diálogo social en un momento en que «se pretende restar importancia al papel que jugamos los agentes sociales».

¿Qué pasará a partir de ahora en las empresas con convenios 'caducados'? La reforma laboral establece que se aplique el convenio de rango superior. En el caso de un convenio de empresa, los trabajadores pasan a regirse por el convenio sectorial provincial, autonómico o nacional, por este orden. Y si no hay un convenio superior de referencia, sólo queda aplicar el Estatuto de los Trabajadores. Prácticamente nadie piensa que una empresa vaya a reducir el sueldo de sus trabajadores al mínimo, pero sí introducir recortes y eliminar derechos adquiridos. Tanto UGT como CC OO han advertido de que plantearán conflicto colectivo en todas las empresas que no apliquen el convenio vencido hasta que haya otro. De hecho, se prevé un aumento de la litigiosidad por este motivo, así como de la conflictividad laboral.