La Lotería de Navidad se pone a la venta la primera quincena de julio

Administraciones de Málaga destacan que ya en febrero, o incluso antes, reciben peticiones para adquirir décimos para el sorteo del 22 de diciembre

ISABEL MÉNDEZ |MÁLAGA

Comienza la cuenta atrás. Ya falta menos para que las administraciones cuelguen el cartel de 'hay Lotería de Navidad'. Y es que apenas restan unas semanas para que puedan adquirirse los décimos para este popular sorteo. La venta comienza la primera quincena de julio, que es cuando los boletos llegan a los distintos puntos de venta en todo el país, y Málaga no es una excepción. Daniel Cobos, de la administración Manolita (ubicada en la Alameda Principal) confía en que los décimos lleguen a partir del próximo 6 de julio, una vez que se haya celebrado el sorteo extraordinario 'Niños de San Ildefonso'.

Aunque aún falta mucho para Navidad, ya hay quien cuenta los días para poder hacerse con algún billete para el 22 de diciembre, uno de las fechas del año más esperadas por muchos. De hecho, según Daniel Cobos, "hay gente, sobre todo de fuera de Málaga, que en febrero empieza ya a preguntar cuándo tendremos lotería. Incluso algunos nada más concluir el sorteo del Niño (en enero) ya están pensando en el del año que viene".

En Málaga, como en tantos otros lugares, son numerosos los ciudadanos que cada diciembre juegan al mismo número, incluso desde hace varios años, una 'afición' que supone una parte más que considerable de los ingresos de las administraciones. Por este motivo, en las oficinas de Málaga esperan que la crisis no afecte demasiado al sorteo. "La Navidad es Navidad", sostiene Daniel Cobos, que matiza que, igual que el resto de sus compañeros loteros, espera unas "pequeñas pérdidas, pero no mucho".

"¿Y si toca?"

Por su parte, Miguel Ángel Jiménez, de la administración El gato negro, destaca que es frecuente que las empresas regalen décimos a particulares, por lo que si hay compañías que han desaparecido -o que han reducido su personal- pueda notarse un descenso en las ventas, por ligero que sea. En este sentido, apunta que el trabajo va en cierta forma vinculado al 22 de diciembre, y recuerda "quién no ha comprado alguna vez por aquello de que todos sus compañeros lo hacían".

Las administraciones hacen en febrero una estimación a la Onlae (Organismo Nacional de Loterías y Apuestas del Estado) de los billetes que quieren recibir, una cantidad que va en función de la venta del año anterior y a la que hay que añadir, según apostilla Jiménez, el IPC, lo que puede suponer un 8% más. Habitualmente la petición suele quedarse corta, por lo que después del verano es frecuente solicitar una nueva remesa de boletos. De esos décimos que se remiten, según la Onlae, hay una parte que es de abono, es decir, que son números que cada despacho lleva en todos los sorteos del año. Otra parte de lo que se manda se denomina 'de libre distribución', y en ella se intenta igualar al 10% cada una de las terminaciones de los billetes.

Según datos de Loterías y Apuestas del Estado, se ponen a la venta para este sorteo extraordinario 16.575.000 billetes, ya que el sorteo consta de 195 series de 85.000 billetes cada una. El importe de la emisión de los billetes es de 3.315.000.000 euros, de los cuales se reparte en premios el 70%, es decir, 2.320.500.000 euros.

Fotos

Vídeos