Un 'cocinero' en la calle Génova

Juan Manuel Moreno Bonilla: Este malagueño nacido en Barcelona, que lleva más de diez años en la dirección nacional del partido, forma parte del equipo de Mariano Rajoy

TEXTO:
Juan Manuel Moreno Bonilla/
Juan Manuel Moreno Bonilla

JUAN Manuel Moreno Bonilla es un joven malagueño (aunque nació en Barcelona) que ha crecido políticamente muy rápido. Con 19 años se afilió en 1989 al Partido Popular. A los 23 presidía Nuevas Generaciones de Málaga; con 26 años, NN. GG. de Andalucía y con 27 años fue el presidente de esta organización juvenil del PP a nivel nacional. Una carrera meteórica que continúa hoy día en ascensión porque a sus 37 años forma parte del equipo de Mariano Rajoy. Lleva más de diez años con responsabilidades ejecutivas en la dirección nacional del partido. Actualmente es secretario de Política Local.

Pero Moreno Bonilla es algo más. Trabaja de forma interna en la séptima planta de la sede central del PP en Madrid, situada en la calle Génova, que es algo así como estar en la gloria para un militante popular. Allí tienen sus despachos Rajoy, Acebes y otros altos dirigentes del PP. Es lo que se llama 'la cocina' porque allí se cuece todo. Y Juanma -así le llaman sus amigos- ejerce de 'cocinero'. Por ejemplo, pertenece al equipo que prepara el debate de su líder nacional con Zapatero, y que coordina el sociólogo Pedro Arriola, marido de Celia Villalobos.

El martes y el miércoles, Moreno Bonilla y los demás destripaban de forma interna este primer cara a cara. Analizaban coincienzudamente las debilidades y potencialidades de unos y otros. La misión del malagueño es ayudar a elaborar las fichas que luego utiliza Mariano Rajoy en los debates. En el caso suyo se encarga de todos los temas relacionados con Administración pública, transparencia democrática, inmigración, y Administración local y autonómica. «Son fichas pequeñas que contienen escuetos datos y algunas claves con preguntas y posibles réplicas», explica este 'cocinero' de Génova que en su 'delantal' lleva bien grande la palabra Málaga.

Con Aznar

Para él no es un secreto estar ahora en el lugar donde se toman las decisiones más importantes del partido. Cuando presidía a nivel nacional Nuevas Generaciones despachaba asuntos con el entonces presidente del Gobierno, José María Aznar, que le dio incluso la oportunidad de pronunciar un discurso en La Moncloa durante un encuentro de jóvenes iberoamericanos.

Quién le iba a decir a Juan Manuel Moreno Bonilla que cuando en la campaña de 1989 acudió a un mitin de Aznar en la plaza de toros de Málaga con un grupo de amigos universitarios, sin ser aún militante del PP, años después iba a codearse con el líder nacional y asistir, por ejemplo, a la petición de mano de su hija. En alguna comida con Aznar le comentó que fue él quien le convenció en el mitin de las bondades que el PP preparaba para los españoles.

Un mes después de aquel mitin, aquel joven con inquietudes llamó a la puerta del PP para afiliarse. Se la abrió el entonces presidente Francisco Ortiz de la Torre, fallecido el pasado año. Y se dio de alta en el centro-derecha español porque se rebelaba con «el excesivo poder y la soberbia del PSOE». En este sentido, realizó un trabajo callado para acercar a los universitarios a Nuevas Generaciones y, por ende, al PP. Fue cofundador del grupo claustral Asociación Popular de Estudiantes, siendo portavoz durante los cursos 1991-92 y 1992-93. En el curso 1993-94 se convirtió en vicedecano de la Facultad de Ciencias de la Educación, siendo el primer alumno que ha ocupado este cargo en la Universidad de Málaga. Y en ese periodo fue también miembro de la junta de gobierno de la UMA.

Carrera política

Pero la política le volvía loco. Le encantaba, e interrumpió sus estudios. Con 25 años fue en la lista de las elecciones municipales que encabezó y ganó Celia Villalobos, y Juan Manuel Moreno Bonilla fue elegido concejal del Ayuntamiento de Málaga, encargándose del Área de Juventud y del distrito de Campanillas-Puerto de la Torre. Pero no acabó la legislatura: a los dos años dejó el cargo para sustituir en el Parlamento andaluz a María Ángeles Muñoz, hoy alcaldesa de Marbella, que cesaba como parlamentaria para asumir una dirección general en un ministerio. Ya era presidente nacional de NN. GG., cargo al que accedió en mayo de 1997 y desempeñó hasta 2001.

Moreno Bonilla fue diputado autonómico hasta las elecciones del año 2000. Fue entonces cuando decidió dar el salto a la política nacional para hacerla más compatible con sus funciones de presidente nacional de NN.GG. Pero miren ustedes por donde que en su partido de Málaga no le hicieron un hueco en la lista al Congreso de los Diputados, a pesar de ser el líder nacional juvenil del PP y dirigir una organización con 60.000 afiliados. 'Cayó' como un paracaidista en Cantabria, en cuya lista figuró en el puesto tres.

En esa legislatura fue miembro de la diputación permanente y portavoz de la Comisión de Ciencia y Tecnología. Su capacidad y su sólida posición en la estructura del partido le permitieron intervenir 30 veces en el pleno de la Cámara. Es decir, 30 veces subió a la temida tribuna de oradores, en unos tiempos en los que gobernaba el PP. Le tocó a él ser ponente de tres leyes: la de Telecomunicaciones, la de Sociedad de las Información y Comercio Electrónico y la de Administración Electrónica. Una experiencia que le enriquecieron personal y políticamente.

Por Málaga

Con ese bagaje y las posibilidades electorales que le atribuían al PP en las elecciones de 2004, Juan Manuel Moreno Bonilla apostó por presentarse por Málaga, aunque el partido lo relegara al puesto 5. A él le daba igual porque tenía confianza en salir. Pero nadie contaba con la hecatombe del 11-M, el mayor atentado terrorista en la historia de España, y el inesperado vuelco electoral. El PP sacó cuatro diputados en Málaga y Moreno Bonilla vio esfumarse sus deseos de trabajar por su tierra desde el Congreso. El partido lo liberó y trabajó durante una gran parte de esta legislatura en la sede de la calle Génova, con escapadas de fines de semana a Málaga. Sin embargo, la marcha del diputado Manuel Atencia a la vicepresidencia de Unicaja, hace ahora un año, provocó que la lista corriera y abriera a Moreno Bonilla la posibilidad de regresar al Congreso por la vía de la sustitución. En estas elecciones sí. En estas elecciones (¿por fin!) va en un puesto más que decente en la lista al Congreso de los Diputados: el número dos, detrás de Celia Villalobos.

En medio de su carrera política, Juan Manuel Moreno Bonilla se matriculó en la UNED y consiguió licenciarse en Dirección y Administración de Empresas. Además, hizo un máster en Dirección y Administración de Empresas en EADE y un programa para el Liderazgo en la Administración Pública por el IESE. Unos condimentos para aderezar la brillante carrera política de este 'cocinero'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos