diariosur.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 13 / 21 || Mañana 12 / 22 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Málaga pierde otro edificio histórico

MÁLAGA

Málaga pierde otro edificio histórico

Urbanismo ha estado dos años intentando sin éxito que sus propietarios tomaran medidas para conservar la edificación. El Ayuntamiento derriba por ruina inminente un inmueble del siglo XVIII que estaba protegido

03.09.10 - 01:49 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Está claro que algo falla en los mecanismos legales y administrativos que se encuentran en vigor para proteger aquellos edificios históricos del centro que lo hacen singular y diferente a los del resto de capitales andaluzas. La calle Mariblanca ha sido en los últimos días escenario de un nuevo episodio de derribo de una casa histórica por su estado de abandono. Se trata del inmueble situado en el número 12 de esta vía, un edificio de estilo barroco catalogado por el Ayuntamiento y que contaba con protección arquitectónica, sobre todo en lo relativo a su fachada, que presentaba una singular composición, propia de la arquitectura malagueña del siglo XVIII, que tiene otros hermosos ejemplares en esta calle.
La voz de alarma sobre su desaparición, ejecutada desde mediados de esta semana por parte del propio Ayuntamiento, la han dado dos páginas web que se dedican a denunciar lo que consideran como atentados contra el patrimonio arquitectónico de la ciudad. Se trata de la web 'salvemos-malaga.blogspot.com' y 'malagamonumental.blogspot.com', que se han hecho eco con un amplio reportaje fotográfico de los últimos momentos de vida del edificio. Salvador García, de la web 'Defensa y promoción del patrimonio, Málaga Monumental', destacó que se trataba de uno de los pocos inmuebles barrocos que quedan en el centro y que incluso tenía pinturas murales en su interior de las que posee algunas fotografías. «Habría que pedir responsabilidades y ver qué se ha hecho para impedir que este edificio tenga que ser derribado», dijo.
Desidia
En el mismo sentido, Nicolás Sánchez, de 'Salvemos Málaga', apuntó que deberían haberse tomado medidas desde hace años para que no se hubiera llegado a esta «lamentable situación de tener que derribar este hermoso ejemplar». «Es una prueba más de la desidia con que se trata el corazón de la ciudad», añadió.
Sin embargo, desde la Gerencia Municipal de Urbanismo explicaron que no les ha quedado otra alternativa que echar abajo el inmueble por el grave estado de deterioro que presentaba su interior y que amenazaba a los edificios colindantes. Fuentes del departamento de Arquitectura y Conservación de la Gerencia explicaron que se le ha venido haciendo un seguimiento a esta casona desde hace un par de años, a raíz de las denuncias de algunos vecinos, que observaron el avanzado estado de deterioro del edificio.
Según las fuentes, pese a que su fachada había sido pintada hace algunos años, su estado interior era muy deficiente. Los técnicos de Urbanismo lograron acceder a él y comprobaron cómo uno de los propietarios había efectuado sin los permisos oportunos numerosas modificaciones a la estructura interna de la casa que ponían en serio peligro su mantenimiento. Ante esta situación, emprendieron sin éxito varios intentos de notificación al resto de los dueños de la necesidad de acometer obras en la construcción para evitar que su deterioro fuera a mayores. Sin embargo, según las fuentes consultadas, el propietario al que iban dirigidas las misivas residía en otra capital andaluza y era muy complicado que le llegaran las notificaciones.
Ante esta situación, hace unos cinco o seis meses, la Gerencia de Urbanismo decidió abrir de oficio un expediente de ruina para la finca con el objetivo de incluirla en el registro de solares, algo que obliga a sus propietarios a reparar el edificio si no quieren que el Ayuntamiento lo subaste de manera forzosa.
A raíz de esto, la propiedad comunicó al Consistorio que no tenía medios económicos para hacerse cargo de su conservación, que se ha visto sensiblemente perjudicada por las fuertes lluvias del pasado invierno. A principios de este verano se desprendió parte de la cubierta y hace pocas semanas se vino abajo uno de sus muros medianeros a raíz de las obras de desescombro de un solar adyacente. Esto provocó daños en un edificio situado dos números más arriba, y también se detectaron algunos desperfectos en la construcción contigua de la calle. Esta situación, unida al deplorable estado del interior tras las modificaciones sufridas, es lo que ha llevado a Urbanismo a optar por su derribo ante su estado de ruina inminente.
No obstante, desde el Ayuntamiento informaron de que, antes de derribarlo, se han retirado las rejas de su fachada y se ha hecho una medición exacta de ésta de tal forma que el edificio que sustituya al desaparecido en el futuro se verá obligado a reproducir el aspecto externo de éste. En ese sentido, las fuentes señalaron que se mantiene la protección arquitectónica para esta finca y que se ha dado parte de todo esto a la Junta de Andalucía.
En cuanto a la presencia de pinturas murales, comentaron que las del interior no son antiguas y que, por las catas que se han realizado, la fachada no tenía este tipo de decoración tan característica del XVIII.
En Tuenti
Málaga pierde otro edificio histórico

La fachada, poco antes de su demolición. :: WEB MALAGA MONUMENTAL

Málaga pierde otro edificio histórico

El solar del edificio ayer, todavía lleno de escombros. :: J. A. PORTILLO

Busco trabajo

Primer empleo

Buscar
Diario SUR

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.