El truco definitivo para que no se empañen los cristales del coche

El truco definitivo para que no se empañen los cristales del coche
  • Debido a la humedad del aire, las partículas de agua contenidas en él se condensan al entrar en contacto con el frío del cristal

Llega el frío y con él no sólo habrá que abrigarse y tener bien acondicionada la casa, sino que habrá que tener cuidado en la carretera mientras se conduce. Y es que con el invierno encima es algo habitual el encontrar las ventanillas del coche empañadas, un fenómeno que ocurre a causa de la humedad del aire, así las partículas de agua contenidas en él, con el aumento de la temperatura, se evaporan al entrar en contacto con una superficie fría como es el caso del cristal en invierno. Así se forma el cristal o parabrisas empañado.

Esto puede causar problemas de visibilidad, obligándonos a esperar para emprender la marcha o a la activación del aire para acelerar el desempañado. Varios estudios han determinado que en temperaturas frías se reporta un mayor número de accidentes que se vinculan a los parabrisas empañados. Tomar medidas evitará posibles accidentes.

Existen diversos métodos para prevenir que esto ocurra. Uno de los más usados es colocar pequeñas bolsas rellenas de sílice para gatos en el vehículo, puesto que este material tiene gran capacidad para absorber la humedad en el aire, por lo que será especialmente útil para combatir el empañado de los cristales del vehículo. Colocar un par de calcetines relleno con sílice para gatos, uno bajo los asientos y otro en el cuadro de mandos, puede resultar de gran ayuda para combatir este fenómeno atmosférico.

Mientras que el truco definitivo, ya que todo el mundo suele tener en su cocina este producto, es frotar una patata partida por la mitad por el cristal. El almidón contenido en la patata evitará que los vidrios se empañen, aunque tiene la consecuencia negativa de que los cristales quedarán algo sucios, razón por la cual los usuarios suelen preferir el primer método.

Con estos trucos no se evitarán que los cristales se empañen al cien por cien, pero reducirán en buena medida el empañado ayudándonos a combatir los efectos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate