Diario Sur

¿Sabes usar correctamente el papel de aluminio? Seguro que no

¿Sabes usar correctamente el papel de aluminio? Seguro que no
  • Es un habitual en nuestra cocina, cuenta con gran potencial... pero no le sacamos el máximo partido

El papel de aluminio es un gran compañero en nuestras cocinas. Podemos encontrarlo prácticamente en todas las alacenas de los hogares y su uso se encuentra muy extendido. A pesar de esta omnipresencia, hay que recordar sus características para que lo utilicemos de manera correcta y nos sirvamos de todo su potencial.

El dato inicial y fundamental que debemos conocer es que tiene dos lados diferentes con propiedades también distintas. El lado opaco se encarga de absorber las temperaturas exteriores, mientras que su lado opuesto, el brillante, hace justo lo contrario, es decir repele las temperaturas que llegan de fuera.

En el horno, la cara más brillante hacia adentro

Esta característica es muy importante a la hora de cocinar. Si queremos que nuestro plato se hornee correctamente y que el alimento ofrezca su mejor versión, tendremos que cubrir el producto con el lado brillante hacia adentro. De este modo, si envolvemos una patata con papel de aluminio para asarla y ponemos el lado que brilla hacia afuera, el material reflejará el calor del horno y la patata tardará mucho más en hacerse.

Esta misma técnica sirve para conservar nuestros alimentos. Muchos utilizamos aluminio para tratar de que los productos se mantengan por más tiempo en buenas condiciones, pero quizá no todos sepan que el lado que brilla de este tipo de papel no queda en la parte exterior, sino que debe ir hacia adentro. En el caso de que queramos congelar, el principio es el mismo.

De vuelta a los fogones, en ocasiones determinadas recetas aconsejan que se cocine un alimento envuelto en papel de aluminio. En este caso, es recomendable recordar que este tipo de papel cierra herméticamente los productos que, sometidos a un proceso de cocinado, hará que se intensifiquen sus sabores.

Esta reacción debe estar muy presente al preparar nuestros platos, ya que si condimentamos demasiado los ingredientes el sabor se potenciará en mayor medida de la que habríamos deseado. Tampoco está de más recordar que cuando vayamos a retirar el papel de aluminio del alimento ya cocinado deberemos andar con mucho cuidado, porque el vapor que sale en ese momento nos puede quemar.

Grasa

Otra situación no buscada en ese momento es encontrarnos con que el papel de aluminio se ha pegado al alimento y no se puede despegar. Este incidente se puede evitar si con antelación engrasamos un poco el papel y si evitamos colocar el alimento envuelto en aluminio directamente sobre la parrilla.

Y para finalizar, un pequeño truco. Si se nos rompe un huevo pero su interior permanece en la cáscara, podemos envolverlo en papel de aluminio con el lado del brillo hacia adentro para guardarlo en la nevera. En el momento de cocerlo no habrá ningún problema al introducirlo en el agua hirviendo.