La reforma parcial del aborto ahonda en la brecha entre el PP y su sector más conservador

La diputada del PP Marta González.

La diputada del PP Marta González. / Ángel Díaz (Efe)

  • El texto ha salido adelante con los votos de los populares, Unió, UPN y Foro Asturias así como con el apoyo de Pedro Sánchez, que se pronunció a favor "por error"

  • Cinco diputados provida rompen la línea marcada por los de Génova. Cuatro no han participado y Eva Durán ha apretado el botón rojo

El PP ha sacado adelante la reforma parcial del aborto en la votación que se ha celebrado este martes en el Congreso tras un largo debate. El texto, que introduce cambios sobre las autorizaciones paternas para la interrupción del embarazo en el caso de las menores, ha sido aprobada con los votos de los populares, así como con los apoyos de los representantes de Unió, UPN y Foro Asturias.

Sin embargo, la brecha con el sector más conservador ha quedado patente puesto que los cuatro diputados provida no ha participado en la votación. La popular Eva Durán, por su parte, rompió con la línea marcada por la dirección al apretar el botón rojo.

La retirada de la bautizada como 'ley Aido' ha contado con un apoyo inesperado: el de secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. El jefe de la oposición ha explicado que se ha tratado de un error a la hora de emitir su voto.

Durante la sesión, el PP ha reclamado al Tribunal Constitucional que resuelva ya sobre el recurso que los populares firmaron en la anterior legislatura contra la ley de plazos promovida por el PSOE y ha dejado en sus manos determinar si la norma vigente respeta o no la doctrina constitucional. "Hoy, casi cinco años después, consideramos que es preciso que se pronuncie con el objetivo de proporcionar claridad y seguridad jurídica", ha instado la diputada Marta González en el pleno del Congreso de los Diputados en el que se debate la toma en consideración de la reforma parcial de la legislación del aborto presentada por los populares.

De esta manera ha justificado el partido en el pleno del Congreso de los Diputados su decisión de no sacar adelante una modificación global de la ley sobre la interrupción voluntaria del embarazo. Una vez retirado el anteproyecto del ex ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, el Gobierno quiso zanjar la polémica que ha arrastrado desde 2012 y encargó al partido cambiar tan sólo el punto en el que se establecerá la obligatoriedad de las menores de contar siempre con el consentimiento paterno para abortar. "Entendemos que es de tal importancia que no queremos retrasarlo más", ha esgrimido González, que considera una "aberración" que los socialistas permitieran a las jóvenes decidir sin informar a sus progenitores en determinadas circunstancias.

Desde el PSOE, la portavoz de Igualdad, Carmen Montón, intuye que el PP busca tan sólo "un puñado de votos", el de su sector más conservador, sublevado tras la retirada de la propuesta de Gallardón. "Ante una nueva cita electoral, el PP usa una vez más a las mujeres como moneda de cambio", ha acusado. Interpreta Montón que la reforma es "cobarde", una "reforma trueque", que aboca a las menores más vulnerables, con problemas familiares, "al aborto clandestino" y adelanta que su partido volverá a los planteamientos iniciales en caso de poder gobernar.

División en el PP

Los tres diputados del PP, José Eugenio Azpiroz, Lourdes Méndez y Javier Puente, que han discrepado en público de su grupo por presentar una reforma, a su juicio, "insuficiente", se inclinan por no votar la toma en consideración esta noche, aun enfrentándose a la sanción correspondiente por saltarse la disciplina de su partido. Méndez ha insistido en que es "un error político" no conceder la libertad de voto en un "asunto tan sensible" que afecta a la conciencia de cada uno y ha reiterado que la proposición de ley del PP "no defiende la vida". Los parlamentarios díscolos denuncian "presiones" internas para tratar de silenciar la división dentro del grupo parlamentario. Tanto los diputados como los senadores han enviado una carta a sus compañeros explicando su postura.

Temas