El periódico

Manuel Castillo
MANUEL CASTILLOMálaga

Hoy SUR es mucho más que el ejemplar de papel que día a día, desde hace ya 80 años, sale a la calle con una selección de las noticias más importantes y relevantes de las últimas horas. Hoy el periódico es un complejo centro de producción de noticias y contenidos que se distribuyen a través de diferentes soportes: desde el periódico de papel que puede tener usted ahora mismo entre sus manos hasta la tableta digital, el ordenador de mesa o el móvil, ese artefacto inteligente que se ha convertido en una prolongación de nuestro cuerpo, en el órgano número 22 de nuestro cuerpo sin el cual muchos no pueden (o no podemos) vivir con normalidad. Las noticias que la redacción elabora (más de 250 cada día), muchas de ellas en tiempo real, saltan a la red digital y viajan como medios autónomos a través de redes sociales como Whatsapp, Facebook, Twitter o cualquier otra en busca de lectores que, a su vez, la comparten y transmiten por cualquier medio más allá del tradicional boca a boca. Así, podemos imaginar que un periódico es hoy un sofisticado sistema de producción y distribución de noticias, 24 horas al día, siete días de la semana y 365 días al año. Eso es SUR hoy después de un enorme proceso de transformación y adaptación a los nuevos tiempos.

Pero hoy más que nunca el periódico tiene una responsabilidad social como medio de comunicación, como garante de los derechos de expresión e información, como instrumento de control de los poderes económicos, sociales y políticos. Ese es el principal reto de los medios en estos tiempos: ganarse la confianza de sus lectores como fuente de información veraz y fiable. La credibilidad es el mayor patrimonio de cualquier medio y que, cada día, se somete al juicio crítico de sus lectores.

Cualquier ciudadano puede renunciar a ello y optar por informarse sin tener en cuenta ni importarle la procedencia de estos contenidos. Sepa que entonces ese ciudadano está renunciando conscientemente a estar bien informado y corre el peligro de ser manipulado y que su opinión esté condicionada por intereses variopintos. Las fake news o noticias falsas son hoy la principal amenaza al derecho de información y a la propia estabilidad de cualquier sociedad. Es como cuando en aras de la seguridad renunciamos a nuestra intimidad; en aras de la rapidez, la comodidad o la gratuidad renunciamos a estar bien informados.

Es verdad que no todos los medios son iguales. Que hay buenos medios y también otros que incumplen el compromiso periodístico esencial. Ocurre como en la gastronomía: hay restaurantes que merecen las estrellas Michelín, bares que ofrecen platos de enorme calidad, pero también donde se come fatal. Hay comida de vanguardia, tradicional, tapas, precocinada, rápida, basura, industrial.... Así es la prensa también. De lo que se trata es de elegir bien, estar dispuesto a pagar por un buen producto y a exigir un buen servicio.

Cada día, a cada hora, la cocina de SUR pretende tener tres estrellas, guisar sin prisas, con productos frescos de calidad, con los últimos avances tecnológicos, con amor, pasión y dedicación. Pero sobre todo como siempre han cocinado las abuelas, con la infatigable decisión de alimentar bien a su prole, con fundamento y humildad, con honestidad y sin alardes y con ese sabor y aroma que se incrusta en la memoria infantil de por vida. Así es el periodismo, un oficio que consiste en algo tan sencillo como, desde la independencia y la pluralidad, contar historias y buscar la verdad. Feliz 2018.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos