Diario Sur

Se complica el estado de Pablo Ráez, el joven marbellí con leucemia que ha hecho su lucha viral

Ya vivió esta misma situación el año pasado, antes de su trasplante
Ya vivió esta misma situación el año pasado, antes de su trasplante / INSTAGRAM
  • «Siento deciros que la cosa se ha torcido un poco y a pesar de la pericarditis, está sin comer, sigue la fiebre, tiene líquido entre el riñón y la vesícula y, lo mas importante de todo, es que he perdido un 80% de la visión», escribe en Instagram

La historia de Pablo Ráez ya ha dado la vuelta al país. Es marbellí de 20 años, al que en marzo de 2015 le diagnosticaron leucemia y recibió un transplante, se convertía en todo un ejemplo de superación tras recaer 10 meses después. Pablo escribía una carta que se ha hecho viral en su Facebook -titulada 'Siempre fuerte, siempre'- y ha ido contando su día a día en su habitación del hospital Carlos Haya de Málaga en espera de una recuperación.

Pero no ha llegado. Hoy su novia, Andrea, informaba a través de Instagram de que las cosas no mejoran. «Siento deciros que la cosa se ha torcido un poco y a pesar de la pericarditis, está sin comer, sigue la fiebre, tiene líquido entre el riñón y la vesícula y, lo mas importante de todo, es que he perdido un 80% de la visión». No puede leer los mensajes, ni ver la tele, ni las caras de sus familiares.

Buenas tardes amigos, siento deciros que la cosa se ha torcido un poco y a pesar de la pericarditis, estoy sin comer, sigue la fiebre, tengo liquido entre el riñón y la vesícula y lo mas importante de todo es que he perdido un 80% de la visión y no puedo ni leer los mensajes, ni ver la tele, ni las caras de mis familiares. Esto ya me paso el año pasado, y tardó aproximadamente unos dos meses en reabsorberse. He de reconocer que esto es de las cosas mas jodidas por las que he pasado nunca, pero... O lo aceptas o te vas a casa . Este texto esta siendo transcrito por Andrea al igual que la foto me la ha hecho ella, así que no se como quedara (jajaja) Os animo de nuevo a que veáis que por muy mala que pueda estar siendo la situación siempre puede empeorar, por lo que valorad lo que tenéis, valorad vuestra salud, valorad a vuestra a familia que esto es lo mas grande que tenéis. Ahora mismo estoy muy enchufado a morfina y distintos analgésicos, pero os puedo asegurar que cuando menos os queráis dar cuenta estoy sacando brazo o diciendo que todo esta bien. No me puedo extender mucho mas ya que me cuesta respirar. Disculpad mi ausencia, gracias, gracias y mil gracias por toda la gente que me esta ayudando a cambiar el mundo, por toda la gente que esta yendo a donar y por toda la gente que me ayuda cada día. Gracias de todo corazón. Animo a todo aquel que este pasando por una situación mejor, igual o peor. Y chaval@s habrá situaciones peores y mejores pero siempre pasa. #fuerzaraez #siemprefuerte #donavida #donamedula #nevergiveup

Una foto publicada por Pablo Ráez. (@srraez) el

Ya vivió esta misma situación el año pasado, antes de su trasplante, y tardó aproximadamente unos dos meses en reabsorberse. «He de reconocer que esto es de las cosas mas jodidas por las que he pasado nunca, pero... O lo aceptas o te vas a casa», escribía en Instagram a través de las manos de su chica.

«Por muy mala que pueda estar siendo la situación siempre puede empeorar, por lo que valorad lo que tenéis. Ahora mismo estoy muy enchufado a morfina y distintos analgésicos, pero os puedo asegurar que cuando menos os queráis dar cuenta estoy sacando brazo o diciendo que todo esta bien».

El pasado lunes su ciudad respondía al llamamiento de Pablo Ráez para donar médula. El salón de la Parroquia Virgen Madre de Nueva Andalucía, recibió a cientos de personas para donar sangre y médula. La convocatoria, organizada por el Centro Regional de Transfusión Sanguínea (CRTS) dentro del calendario ordinario, fue especialmente masiva porque se realizó tras el llamamiento por redes sociales de su vecino, que apela constantemente a la solidaridad de los ciudadanos para que se hagan donantes de médula y puedan salvarse así los que como él esperan un trasplante.