Desaparecido un guardia civil malagueño mientras rescataba a una pareja en un arroyo

Miembros del dispositivo de búsqueda rastrean la zona / EFE

La corriente arrastró al cabo Diego Díaz, destinado en un pueblo de Sevilla, y un dispositivo compuesto por 200 personas trató durante todo el día de localizarlo

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

Un dispositivo compuesto por 200 personas trató durante todo el día de ayer de localizar sin éxito al guardia civil malagueño Diego Díaz, agente que fue arrastrado por la corriente de un arroyo en Guillena (Sevilla) cuando trataba de socorrer a una pareja cuyo vehículo había caído al agua. El cabo, natural de Antequera y que llevaba al menos 12 años destinado en el municipio, desapareció en un tramo situado entre las localidades de Guillena y Burguillos, muy cerca del cementerio del municipio. Al parecer, el agente no pudo salir después de auxiliar a los implicados en el accidente.

Desde que se conoció la noticia –el sábado por la noche– bomberos, agentes de la Guardia Civil de la zona y otros que no estaban de servicio, voluntarios de Protección Civil y Policía Local buscaron al desaparecido en la corriente. A ellos se les sumaron dos equipos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil y hasta unidades aéreas. La búsqueda se suspendió a las 2 de la mañana y continuó a las 7 horas. Al cierre de esta edición aún no lo habían localizado.

El alcalde del municipio, Lorenzo Medina, explicó que se trata de un agente que lleva unos doce años en el pueblo y que por ello «es muy conocido y querido por los vecinos». Al parecer, el cabo vivía solo en el municipio y se desvivía por su trabajo. Hasta el puesto de mando avanzado instalado en la entrada del pueblo se desplazaron varios familiares para seguir de cerca las labores de búsqueda.

A Guillena acudieron también el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, y la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. El primero detalló que «el cabo de la Guardia Civil perdió pie al ir a rescatar a una persona y desapareció en el cauce del río». En esta misma línea, avanzó que «a medida que vaya bajando el nivel del agua será más fácil buscar», ya que el fondo del arroyo está lleno de lodo y no hay visibilidad.

Andalucía, la comunidad más afectada en las últimas horas por el temporal

Además del guardia civil malagueño desaparecido en Sevilla, los servicios de emergencia también participaron en la búsqueda de otra persona que resultó finalmente fallecida tras ser arrastrada por el agua en Jaén y de dos senderistas en la Sierra de Cádiz, rescatados con vida.

En Martos (Jaén), más de un centenar de personas participaron en la búsqueda de un motorista al que se llevó el agua en el puente de la vía A-316, en el carril del Alamillo. Su cuerpo sin vida fue localizado ayer a primera hora de la tarde a unos 15 kilómetros del lugar donde desapareció. Horas antes se había encontrado la moto a unos seis kilómetros de donde se produjo el incidente.

El mal tiempo también dificultó la búsqueda de dos senderistas desaparecidos en la Garganta Verde de la sierra de Cádiz. Los deportistas desaparecieron el sábado sobre las 19 horas y fueron localizados por el grupo de rescate avanzado en montaña la tarde del domingo. Según detallaron los servicios de emergencia, los desaparecidos pudieron escuchar el silbato que llevaban dichos efectivos y, mediante gritos, lograron ser localizados y puestos a salvo.

Una treintena de incidencias en toda la provincia

En la provincia, la lluvia caída desde el sábado provocó una treintena de incidencias. Entre ellas, la más importante fue el corte de la carretera A-7201, a la altura de Cuevas Bajas, tras producirse un socavón por deslizamiento debido al temporal. Según informaron desde el centro de control del tráfico, la incidencia obligó a cortar la vía en ambos sentidos desde el kilómetro 18 al 23, por lo que los coches fueron desviados por la A-7300.

Además, durante la madrugada del domingo también se registraron cortes parciales o totales en la N-331 en Antequera y en la MA-6404 debido al desbordamiento de un río a la altura del campo de fútbol de Teba. El 112 también gestionó avisos por anegaciones en Antequera, Archidona, Benaoján, Estepona, Fuengirola, Gaucín, Málaga, Marbella, Montecorto y Teba. Así, entre otras incidencias, este pasado sábado una persona resultó afectada al caérsele encima un árbol en la calle Palomar en Fuengirola, por lo que se desplazó por sus propios medios a un centro de salud.

Para la jornada de hoy, el tiempo no tiende a mejorar. Aunque no se esperan precipitaciones generalizadas, las zonas de la Costa del Sol y la Axarquía permanecerán en alerta amarilla por fenómenos costeros desde las 16 horas hasta la medianoche. La Agencia Estatal de Meteorología prevé viento del oeste fuerza 7. Las lluvias volverán a hacer acto de presencia en el interior de la provincia y las temperaturas mínimas irán en descenso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos