Comienzan las obras del Centro de Interpretación de la Cabra Malagueña en Casabermeja

Edificio en el que se acometen las obras. :: sur
Edificio en el que se acometen las obras. :: sur
  • Invierten 50.000 euros en transformar la antigua Casa del Alguacil en un espacio con vocación formativa para difundir los productos de la raza

Casabermeja sigue con la intención de consolidarse como la capital de la cabra malagueña y el siguiente paso es la apertura del Centro de Interpretación de esta raza en el casco urbano. Recientemente, el Ayuntamiento inició la obra de acondicionamiento de la antigua Casa del Alguacil, en la calle Corralón, para su transformación en un espacio que quiere ser un referente turístico para difundir la historia y las peculiaridades de la raza, pero también con una vocación cultural y educativa. Para ello se hará una inversión de 51.675,06 euros, de los cuales 36.172,54 corresponden a una subvención otorgada por la Consejería de Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía y 15.502,52 euros aportados por el Ayuntamiento de Casabermeja. El edificio tiene dos plantas y un patio y una vez que esté concluido se realizará una cesión a la Asociación de Criadores de la Cabra Malagueña para su gestión, según informó el concejal de Obras, Juan Sánchez. El edificio previamente fue reformado en parte, manteniendo la apariencia de construcción típica de la zona, por lo que ahora se está terminando la edificación con la instalación de solerías, techo de escayola, electricidad, fontanería y enlucido. También se incluyen en este proyecto los suministros necesarios para poder poner en funcionamiento este centro, tales como mobiliario, equipamiento informático, paneles informativos, cocina para módulo de talleres y catas, entre otros elementos.

«Tenemos una edificación antigua, pero ya se le hizo una reforma manteniendo el estilo de construcción y ahora se solicitó una subvención a la Junta de Andalucía, nos la concedieron y estamos finalizando el centro», indicó Sánchez.

Estas instalaciones añadirán un nuevo recurso que refuerza la oferta turística. «Queremos seguir apostando por el caprino, del que viven muchas familias, y más que un centro de interpretación al uso se busca que sea un lugar vivo con actividad», explicó Sánchez. Este centro se integrará en un circuito de turismo cultural y gastronómico y pretende ser un lugar donde se muestre la raza caprina malagueña de forma dinámica con talleres, catas de productos derivados y que a la vez sirva para seguir dando a conocer todos los productos que se extraen de la cabra malagueña apoyando así a los ganaderos que se está dedicando al cuidado de esta raza, la transformación de sus productos y su comercialización.