Los promotores de la nueva noria convocan al alcalde y al Puerto para ultimar el diseño

Recreación de la plaza y la pasarela diseñada por Junqueras para dar acceso a la nueva noria/SUR
Recreación de la plaza y la pasarela diseñada por Junqueras para dar acceso a la nueva noria / SUR

El proyecto está pendiente de un debate institucional sobre si se podrá acometer o no la plaza prevista en el lateral de la Autoridad Portuaria

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

El proyecto para crear una noria panorámica fija, de 100 metros de altura, adosada a la terminal del Melillero, vuelve a entrar en el debate institucional tras el letargo del verano. La empresa promotora, Mederyt, que es la propietaria de la actual del Muelle de Heredia, convocarán en los próximos días al alcalde, Francisco de la Torre; a su equipo de gobierno y a los responsables de la Autoridad Portuaria a un encuentro institucional para ultimar el diseño. Sobre la mesa estará el estudio de movilidad que la consultora malagueña Afora Tráfico y Transporte ha elaborado –por encargo de los privados– y que debe arrojar luz sobre la decisión final, que deberá determinar si se podrá acometer o no la plaza prevista inicialmente en el lateral de la sede de la Autoridad Portuaria.

Los representantes de Mederyt mantuvieron ayer una reunión con el concejal de Urbanismo, Francisco Pomares, para avanzar en estos aspectos. Al respecto, el edil no escondió que al Ayuntamiento «le encanta» la idea de este nuevo espacio público, máxime cuando ha sido diseñado por el autor del Palmeral, Jerónimo Junquera. «Ordenar la entrada al Puerto está en la idea inicial, falta un diálogo entre el Puerto y la ciudad para el cruce desde La Marina, pero generar una entrada desde el Mediterráneo hacia la ciudad sería muy simbólico, además de poner en valor la sede de la Autoridad y la terminal del Melillero».

El estudio de movilidad señala que la pasarela no afectaría al tráfico junto a la terminal

Urbanismo va a analizar el estudio de movilidad. Según las primeras conclusiones de los ingenieros, este revela que la intervención no tendría efectos negativos para el tráfico presente y futuro en el entorno de la terminal, que es el principal argumento en contra que esgrime el Puerto. «La plaza es nuestra apuesta, vamos a sentarnos a estudiar y dialogar y escuchar otras alternativas, pero hasta ahora sólo he visto veo reacciones positivas de la gente».

De todos modos, si finalmente el ente portuario se enroca en su posición contraria, se estudiará una alternativa por el otro lateral, que no generaría ese espacio público. «Vamos a reunirnos el Ayuntamiento, el Puerto y la empresa para aclarar si se puede hacer o no la pasarela, con la ayuda del estudio de movilidad».

Aparcamiento

Sobre los usos actuales de este espacio, Pomares recuerda que hasta ahora sólo hay un aparcamiento para el personal: «Estamos eligiendo entre un ‘parking’ y una plaza pública para la ciudadanía, una nueva puerta de entrada a Málaga desde el mar; es mucho más potente». Precisamente, sobre el posible escollo de la pérdida de estas plazas, la propuesta incluye la posibilidad de ejecutar un subterráneo en la misma zona, con plazas reservadas para los trabajadores.

Consultados sobre la cita de ayer, los promotores reconocieron que ya han hecho el estudio de movilidad al que se comprometieron en verano, y que esperan presentar en la citada reunión en próximas fechas. «El proyecto final tendrá que atender todas las necesidades del Ayuntamiento y el Puerto. El hecho de que la noria esté sobre la estación marítima lo apoyan ambas, eso no está en discusión, sino cómo encaramarnos a la cubierta», explicó ayer Santi Sardá. «Hemos hecho todos los estudios pertinentes, atendiendo a ambas voluntades, y ellos decidirán, no nosotros. Tenemos un proyecto, nuestra idea está ahí, y si no encaja por cuestiones de movilidad, buscaremos la solución».

El empresario recordó que la movilidad actual y futura está garantizada, conforme al análisis elaborado. Para ello, la pasarela formará un puente bajo el cual podrán discurrir todos los vehículos. «Ahora queremos que todo el mundo conozca el estudio y se tome una decisión institucional; nosotros hemos hecho una propuesta pero no le vamos a decir a nadie lo que tiene que hacer en su casa. La nueva noria es un proyecto que Málaga se merece». Todos estos cabos sueltos son los que se pretenden atar en el próximo encuentro.

Fotos

Vídeos