Juana Escudero inicia el proceso penal para demostrar que está viva

Juana Escudero inicia el proceso penal para demostrar que está viva
Efe

Los datos de la mujer coinciden con los de una fallecida, lo que le ha ocasionado problemas con varias administraciones

EFESevilla

Juana Escudero, la vecina de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) que intenta demostrar desde el 2010 que está viva, para corregir un error cometido en una inhumación en Málaga, ha iniciado un proceso por lo penal para ello con, entre otros documentos, un acta notarial y una fe de vida.

Noticias relacionadas

Así lo ha explicado en conferencia de prensa su abogado, Fernando Osuna, que ha comparecido esta tarde junto a Escudero, para indicar que, ante un notario, ha hecho oficial un acta para entregar en el proceso, así como una fe de vida que ha realizado en el Ayuntamiento alcalareño.

El letrado ha señalado que "no se descarta incluso que pidamos la exhumación del cadáver que está enterrado en el nicho con el nombre de Juana, para comprobar si es un familiar", incluso "con la posibilidad de que no estemos ante un error, sino en un caso provocado por alguien que quiera hacer algún tipo de daño a esta mujer".

Ha añadido que en los próximos días tendrá acceso a toda la información sobre este caso, tras la petición que ha realizado al juzgado de Málaga donde Juana Escudero presentó las primeras peticiones, "y así podremos saber los movimientos que han hecho tanto la Fiscalía como el juez hasta ahora".

Por su parte, Escudero ha subrayado "el enorme transtorno que esto está suponiendo en mi vida, sufriendo engorros como dar explicaciones continuamente, no poder pedir un préstamo, registrar documentos, y estar continuamente sin poder hacer ningún trámite legal".

En todo caso, se ha mostrado confiada en que el proceso ahora abierto termine solucionando su problema, mientas su abogado ha indicado que "no se descarta nada, incluso que alguien haya querido cometer un acto doloso contra mi defendida, porque la imaginación de la gente a la hora de hacer daño no tiene límites".

La tumba que provoca la confusión se encuentra en el cementerio Parcemasa San Gabriel, y la persona que está enterrada tiene sus mismos datos, y eso hace que para instancias como la Seguridad Social se haya producido un cruce de datos que hace que ella figure como fallecida.

Algo que lleva "más de seis años sufriendo", al estar su nombre dado de alta como fallecido desde el 13 de mayo de 2010.

Juana Escudero cree que ha podido ser confundida con una hermana con la que no tiene contacto y no sabe dónde se encuentra, pero no tiene relación alguna con la provincia de Málaga ni con nadie que pueda coincidir en datos con la persona que está enterrada en el nicho.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos