La coordinación, clave para disfrutar de una Cabalgata de Reyes segura

El intendente mayor José María Martínez Vázquez ofrece una de las ponencias sobre seguridad en las cabalgatas. :: salvador salas/
El intendente mayor José María Martínez Vázquez ofrece una de las ponencias sobre seguridad en las cabalgatas. :: salvador salas

Málaga, pionera en implantar medidas de seguridad tras el trágico accidente de 2013 en el que falleció un niño

ÁLVARO FRÍAS MÁLAGA.

El edificio de Tabacalera fue ayer el punto en el que se citaron policías locales y otros miembros de los cuerpos de emergencias de gran parte de Andalucía para analizar las claves para hacer que las Cabalgatas de los Reyes Magos sean más seguras. La más importante de ellas no es otra que la coordinación entre los diferentes equipos desplegados.

Así lo aseguró ayer José María Martínez Vázquez, intendente mayor de la Policía Local de Málaga y secretario de formación de la Asociación de Jefes y Directivos de las Policías Locales de Andalucía (AJDEPLA), que es la entidad que ha organizado las primeras jornadas técnicas Cabalgata Segura. Martínez Vázquez fue el encargado de ofrecer las diferentes ponencias.

También era él quien estaba al frente del operativo de seguridad de la Cabalgata de 2013, en la que un niño perdió la vida tras ser arrollado por una de las carrozas que participaban en el desfile. El intendente mayor explicó que, tras el trágico suceso, el Ayuntamiento de Málaga se ha tomado «muy en serio este asunto» y ha trabajado incesantemente para incrementar las medidas de seguridad en este evento, convirtiéndose en un referente a nivel nacional.

Martínez Vázquez indicó que la Cabalgata de los Reyes Magos es un evento muy singular: «Hay una concentración humana muy notable, con una cuestión que no se da en otras citas a la que asisten numerosas personas, como es el hecho de que la mayoría del público son niños».

Por ello, el intendente mayor aseveró que la respuesta en seguridad que se debe dar a este espectáculo debe ser integral. En ella hay que implementar medidas de seguridad y de control que vayan desde la inspección de los vehículos y de sus conductores, hasta la implantación de elementos como los faldones que eviten que un niño pueda colarse en los bajos de una carroza, algo en lo que Málaga fue pionera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos