El Ayuntamiento ha pagado ya cerca de 400.000 en indemnizaciones por contratos a 12 falsos autónomos

El Ayuntamiento ha pagado ya cerca de 400.000 en indemnizaciones por contratos a 12 falsos autónomos
P. R. Q.
La Casona del Parque

Los despidos nulos e improcedentes han llevado a abonar cuotas de la Seguridad Social e indemnizaciones

Pilar R. Quirós
PILAR R. QUIRÓSMálaga

El asunto de los llamados falsos autónomos sigue coleando en el Ayuntamiento, mal que le pese al equipo de gobierno del PP. No en vano hay diez sentencias que atañen a doce falsos autónomos, de los que seis han tenido que ser readmitidos en el Observatorio de Medio Ambiente Urbano (OMAU) a causa de cuatro sentencias desfavorables por despidos nulos, aunque uno ha pedido su baja voluntaria; y otros seis de Medio Ambiente y el servicio de Limpieza cuentan con sentencias de despido improcedente, una de ellas en recurso de suplicatorio, tal y como explicaba ayer el jefe de Personal, Carlos Gómez Cambronero. Del coste de estos despidos y de cuotas a la Seguridad Social, el direc tor de Personal explicó que, aunque aún están realizando los cálculos exhaustivos de los pagos a la Seguridad Social, el montante se elevaba a unos 301.000 euros en cuotas que debían haberse abonado; y en lo referente a las cinco sentencias por despidos improcedentes, las indemnizaciones rondaban los 73.000 euros (cifra también que estaba siendo revisada).

Este asunto se veía ayer en la comisión de Transparencia, en la que el portavoz de IU-Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, pedía la comparecencia, en la que recordaba que ya hace dos años su grupo denunció este asunto, el de los contratos irregulares a autónomos (que más tarde realizaban su trabajo como personal laboral), lo que acabó probándose a través de un informe de la Seguridad Social acerca de la existencia de 14 personas con este perfil en el OMAU y Medio Ambiente, e insistía en que el Ayuntamiento ha decidido no recurrir algunas sentencias a estamentos superiores de la Justicia por las escasas expectativas a ganarlas, una tema sobre el que asintió Gómez Cambronero.

En cuanto a la entrada de trabajadores en el Ayuntamiento por este sistema, tanto el edil de Nuevas Tecnologías, Mario Cortés, que preside la comisión de Transparencia, como el propio director de Personal explicaron que las cinco plazas que cubren las personas que obtuvieron el despido nulo en el OMAU (probaron que su relación con el Ayuntamiento era laboral y no mercantil) acabarán saliendo a concurso público para que se elija a los empleados por igualdad, mérito y capacidad, y que esto no puede suponer una entrada por la puerta de atrás a la administración. «Nadie que no haya realizado una oposición tendrá una plaza fija en este Ayuntamiento», puntualizó Cortés.

Fotos

Vídeos