Adrián, el malagueño detenido por el crimen de Cartagena, sufría «trastornos mentales infantiles» y ataques de furia

El presunto agresor, con la joven fallecida / SUR

Según los vecinos, el joven de El Palo ya había protagonizado algún altercado y citaron también su «carácter violento»

ANTONIO LÓPEZ

La joven de 20 años Rosa María S. P. murió ayer hacia las once y media de la mañana en su domicilio de la urbanización Los Tajos, en el barrio de Canteras, por las cuchilladas que le asestó supuestamente Adrián S.C., un malagueño de 22 años que había regresado a Cartagena durante el fin de semana de fiestas con la intención de reconquistarla.

El presunto criminal, criado en la barriada de El Palo y que una hora antes de la agresión había sido denunciado por acoso por la víctima, fue detenido por policías locales cuando se escondía en una vivienda contigua a la de los hechos en su intento de huida. Rosa María es la víctima número 37 de violencia de género en España este año.

Adrián S. C, de 22 años y natural de El Palo, donde se crió y estudió en un centro concertado muy popular, había protagonizado en varias ocasiones altercados que habían alertado a los vecinos de la urbanización Los Tajos y también a la Policía Local de Cartagena. Según fuentes de este cuerpo sufría «trastornos mentales infantiles» y ataques de furia, una de las causas, presuntamente, que habían obligado a su expareja a no querer volver con él, pese a la insistencia de él.

Adrián es un joven alto y de complexión atlética que trabajaba de manera esporádica en Málaga haciendo pases de modelo en centros comerciales. Según informaron a este periódico vecinos del barrio cartagenero de Canteras que prefieren mantener el anonimato, era conocido en el barrio porque había vivido cierto tiempo en la casa de Rosa María S. P. Anteayer volvió a Cartagena tras pedir dinero a su madre. Según fuentes policiales se alojaba en una pensión del barrio de San Antón.

Algunos vecinos relataron a este periódico que Adrián S. C. ya había protagonizado algún altercado en la zona anteriormente y citaron también su «carácter violento», sin concretar más detalles.

Fotos

Vídeos