Diario Sur

Cerveza Victoria inicia las obras de su nueva fábrica en Málaga

vídeo

/ Foto: Álvaro Cabrera | Vídeo: Pedro J. Quero

  • Representantes de la familia Franquelo, creadores de la marca, participan en la primera piedra

Aunque ya llevan algunas semanas trabajando, Cerveza Victoria inauguró oficialmente ayer las obras de su nueva fábrica en la capital, que volverá a hacer la histórica bebida que nació en El Perchel. El acto institucional de colocación de la primera piedra en el solar del antiguo Aurgi (que curiosamente también albergó una planta de envasado de la cerveza Skol), se convirtió en un reconocimiento a los fundadores de la marca malagueña, la familia Franquelo, que estuvo representada por los nietos de su creador, los hermanos Luis y Pedro Ruiz Franquelo, quienes también trabajaron en la factoría del polígono industrial Guadalhorce.

Ante una nutrida representación institucional, del sector de la hostelería, del mundo empresarial y de la distribución, el director general de Damm, Jorge Villavecchia, fue el encargado de presentar la nueva factoría en el polígono Azucarera, donde se producirá todo el consumo de la marca en la provincia; además de servir como espacio expositivo, de presentaciones y catas. Aunque los responsables no quisieron concretar las fechas, dados los plazos que se manejan para las obras todo apunta que estará operativa hacia la Semana Santa del año próximo. Supondrá la creación de 40 puestos de trabajo directos.

en fotos
  • GaleríaCerveza Victoria inicia la construcción de su nueva fábrica de Málaga

«Se hace realidad el sueño de la marca de elaborarse en su ciudad», anunció Jorge Villavecchia, y recordó que es una cerveza muy arraigada en la provincia desde su fundación, el día de la Patrona de 1928, con 85 trabajadores y una capacidad de producción de 15.000 litros al día.

Entre quienes vivieron la jornada con más intensidad estaba Rafael Pérez Díaz, de 74 años, uno de los trabajadores más veteranos de la empresa en su primera etapa, a la que estuvo vinculada desde 1957 hasta el cierre, en 1996. «Estuve primero en El Perchel, hasta 1969 cuando se inauguró la fábrica del Guadalhorce, a la que ayudé en su montaje». De su época quedan muy pocos, pero llegaron a ser 105 operarios. «Los recuerdos son inenarrables, vienen unos detrás de los otros», evocó. Según su criterio experto, el sabor de la Victoria actual y la de antes es «muy similar, porque la proporción en las materias primas y el tiempo de estancia en los tanques de fermentación es el mismo». Rafael Pérez dijo sentirse muy contento del regreso: «Nunca se debió cerrar, y ni en sueños me esperaba que volviera».

Malagueña y exquisita

También estuvo en el acto Esteban Bueno, actual director de Anuncios Diana e hijo de Antonio Bueno, quien creó el lema de la firma y una referencia permanente en el imaginario colectivo de varias generaciones: «Malagueña y exquisita». «Fue en los años 40, tras la posguerra, cuando Victoria le encargó la publicidad a Anuncios Diana», recordó.

La nave, diseñada por el estudio malagueño Gana Arquitectura, tendrá una superficie total de 3.374 metros cuadrados y se dividirá en cuatro partes: la cervecería, la zona de envasado, la de distribución y el espacio dedicado a visitas.