Diario Sur

La oposición exige mayor transparencia en la selección de personal en Limasa

La oposición exige mayor transparencia en la selección de personal en Limasa
/ SUR
  • El comité de empresa reconoce que se ha favorecido la contratación de familiares hasta que se reguló la bolsa de trabajo

La primera reacción fue de sorpresa; la segunda, reclamar una mayor transparencia en las contrataciones. De esta forma se tomaron ayer los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Málaga el análisis publicado ayer por este periódico en el que se constata que uno de cada tres trabajadores de Limasa tiene entre uno y cuatro compañeros con sus dos mismos apellidos. Aún reconociendo que a la hora de seleccionar personal, Limasa funciona como una sociedad mercantil (el 51% del capital es privado) y no tiene que regirse por los principios de igualdad, mérito y capacidad, todos los partidos políticos, incluido el PP que es el que gobierna, coinciden en la necesidad de aplicar criterios objetivos en todas las incorporaciones que se realicen en una entidad que, en la práctica, es municipal. Desde el comité de empresa, su presidente Manuel Belmonte reconoce que «sí que ha habido momentos en los que se ha favorecido la contratación de familiares», pero remarca que desde que se reguló la bolsa de trabajo, en 2013, «todo el que entra es por días cotizados».

noticia relacionada

En el plano político, el propio concejal de Sostenibilidad Medioambiental, Raúl Jiménez, reconocía que «llama la atención» que de un total de 1.794 trabajadores (entre fijos y eventuales) haya 650 cuyos dos apellidos coinciden con los de algún compañero, una cifra que también achacó a que «hace años, cuando las condiciones laborales eran peores, se primaba la contratación de familiares porque no había gente interesada». Aún así, también reconoció que «es necesaria una mayor transparencia y que se contrate a los mejores dentro de un proceso de selección».

Criterios objetivos

En la misma línea, la concejala socialista Begoña Medina remarcaba que aunque se trate de una empresa con mayoría privada, «la entrada en Limasa tendría que hacerse de una forma más transparente», afeando al alcalde, Francisco de la Torre, que «no haya velado por que las contrataciones sean objetivas». En cualquier caso, aprovechó para defender la municipalización del servicio de limpieza cuando la concesión actual expire en abril de 2017: «Con una empresa pública, además de resultar más barata, todas estas cuestiones desaparecerían y se acabaría con cualquier ingreso en Limasa que no sea por la máxima transparencia».

En términos similares se expresan en Málaga Ahora, donde reclaman un mayor control no sólo en Limasa, sino en todo el ‘holding’ del Ayuntamiento. «Los criterios de selección son muy laxos en la mayoría de empresas municipales, pero la realidad es que en Limasa se llevan la palma porque al ser mixta el control es mucho menor», expone su portavoz, Ysabel Torralbo, quien pese a considerar que «tiene que haber motivos de enchufe detrás de la coincidencia de apellidos», también remarca que «cuando nadie quería trabajar en Limasa, los que sí que estaban dispuestos eran personas que tenían a familiares o amigos trabajando y veían que tampoco era tan malo».

Más críticos se mostraron en Ciudadanos, donde además de poner el acento en los numerosos casos de parentesco, también hacen referencia a los polémicos artículos del convenio que permiten heredar el puesto en caso de jubilación, incapacidad o fallecimiento. «Es un agravio, porque todas las personas deben estar en igualdad de condiciones para optar a un empleo», afirmó el portavoz de la formación naranja, Juan Cassá, quien destacó cómo la comisión de investigación de Limasa (que impulsó Ciudadanos y que él mismo preside) «está arrojando luz sobre la pésima gestión en recursos humanos».

Por su parte, el portavoz de IU-Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, comentó que aunque la coincidencia de apellidos «no deja de ser un indicio» de la presencia de familiares en la plantilla, sí que recordó cómo su formación viene denunciando de forma reiterada «la falta de criterios objetivos a la hora de contratar personal en Limasa». «Volvemos a exigir la máxima transparencia. Siempre lo hemos pedido y siempre lo pediremos», sentenció.

Según el censo de personal, aunque hay 650 trabajadores con algún compañero con sus mismos apellidos (552 si se excluyen las combinaciones con los diez apellidos más comunes en la provincia), destaca la existencia de una docena de combinaciones de apellidos que se repiten hasta en cuatro ocasiones, algunos de ellos tratándose de apellidos compuestos que según el INE, sólo tienen 12 personas que residen en Málaga. Aún así, el récord de empleados con idénticos apellidos está en cinco, que se da en dos combinaciones.

Temas