Diario Sur

Retiran la patria potestad a una madre detenida por morder a su hijo en la mejilla

Vista de la calle Alhaurín el Grande, donde ocurrieron los hechos.
Vista de la calle Alhaurín el Grande, donde ocurrieron los hechos. / SUR
  • El juez la ha inhabilitado durante ocho meses, además de condenarla a 44 días de trabajos en beneficio de la comunidad

El Juzgado de lo Penal número 6 de la capital ejecuta la sentencia dictada contra una mujer detenida por morder a su hijo de solo seis años en la mejilla. En la resolución, dictada de conformidad, se le ha inhabilitado durante ocho meses para ejercer la patria potestad y también se le ha condenado a realizar 44 días de trabajos en beneficio de la comunidad.

Los hechos que han dado lugar a esta sentencia ocurrieron hace solo unas semanas. La alerta saltó sobre las 17.00 horas, cuando, a través de una llamada, se dio aviso a las autoridades de que en la zona de Portada Alta había una mujer en estado ebrio y actitud agresiva con un menor de edad que estaba llorando.

Así efectivos de la Policía Local y Nacional se desplazaron hasta la calle Alhaurín el Grande, donde localizaron a la mujer, que estaba con el pequeño. Según las fuentes consultadas, los agentes comprobaron que la mujer presentaba síntomas de embriaguez, como olor a alcohol, y que el niño tenía un mordisco en la cara.

Al parecer, el menor fue quien contó a los agentes que su madre se había enfadado con él y que le había mordido en la mejilla. Asimismo, el pequeño, que seguía llorando, supuestamente repetía que no quería ir con su madre.

Por su parte, la mujer, que es de nacionalidad marroquí y tiene 35 años de edad, explicó a los policías que había recogido al niño de casa de una vecina. Tras ello, se negó a responder a más preguntas de los agentes.

Discusión

Tras ello, los policías se entrevistaron con la citada vecina, quien habría explicado que de vez en cuando se hacía cargo del menor. Siempre según las mismas fuentes, relató que la madre y otra mujer acudieron sobre las 16.30 horas a recoger al menor, y que comenzaron a discutir entre ellas, por lo que optó por echarlos a todos de su casa, tras lo que cada uno se marchó por su lado.

Ante esta situación, los agentes decidieron detener a la madre del pequeño por un supuesto delito de malos tratos en el ámbito familiar. Mientras tanto, el niño fue trasladado hasta el hospital Materno por los agentes, para que fuese atendido por sanitarios.

Finalmente, los policías volvieron a llevarlo hasta dependencias policiales, ya que no lograron localizar a ningún familiar del pequeño para que se hiciera cargo de él. Por ello, acabó interviniendo la Junta de Andalucía, dejando al menor con una familia de acogida.