Diario Sur

Juan Tamariz olvida su conejo en Málaga

El conejo en una caja que le sirvió de casa temporal.
El conejo en una caja que le sirvió de casa temporal. / FACEBOOK
  • Una limpiadora encuentra el animal que dejó ayer el mago junto a una papelera del Teatro Cervantes

  • Otra empleada, miembro de la Protectora de Animales, no descarta denunciar el caso y se opone, de momento, a devolver al animal

Esta vez el conejo no ha aparecido por arte de magia de una chistera, sino por un lamentable descuido. El mago Juan Tamariz olvidó ayer en el Teatro Cervantes el conejo que utiliza para uno de sus números del espectáculo 'Magia Potagia', incluido en la programación del XXXII Festival de Teatro de Málaga. El animal ha permanecido toda la noche en una caja al lado del ascensor del recinto, junto a una papelera, hasta que una limpiadora lo ha encontrado esta mañana, a las 12.00 horas. La caja se movía, y justamente por eso se salvó de acabar en la basura.

Tras la sorpresa inicial, la empleada lo ha entregado a un miembro de la Sociedad Protectora de Animales y Plantas, también en plantilla del teatro, que ha recriminado, de entrada, el trato de Tamariz hacia los animales. Esta empleada, que permanece en el anonimato, no tiene intención de devolverlo. "Estas cosas no pueden pasar. Un animal no es parte del atrezo de un show que puedas olvidar como el que olvida un paraguas. Además, el conejo ha sido comprado, y no adoptado, un ejemplo muy triste. Podía haber acabado perfectamente en la basura si no llegamos a encontrarlo", mantiene. Incidentes como éste, insiste, deberían servir para "impulsar una legislación que prohibiera el uso de animales vivos en espectáculos". "No hay necesidad, se podría usar un peluche. El resultado para el público sería el mismo", asegura.

Esta defensora de los animales afirma que ha reclamado a la compañía que demuestre la propiedad del animal, que carece de chip u otro elemento que le identifique. La Protectora de Animales ha manifestado su apoyo en esta causa. En caso de que quede legalmente comprobado la pertenencia, devolverían el animal, la persona que lo encontró no descarta interponer una denuncia. Si no existen pruebas, quienes han acogido al animal se quedarán con él.

Por su parte, desde la organización del espectáculo que protagoniza Tamariz, Antonio Martínez cuenta en declaraciones a SUR que desde esta mañana, la intención del ilusionista es recuperar su conejo, comprado hace unos días en Almuñécar. Está de acuerdo en que el despiste podía haberse evitado, pero explica que en ningún momento se tiró al animal a la basura del recinto: "Juan Tamariz usa a esa conejo para agradar a los más pequeños. Con las prisas, se nos olvidó en el teatro, pero queremos recuperarlo. Esta misma mañana he ido a por él, pero no ha habido forma", explica Martínez, que opina que se está haciendo una montaña de un grano de arena.

La gerente del Cervantes, Charo Ema, asegura que fue el Teatro quien comunicó a la producción del espectáculo el olvido y que recibió la disculpas inmediatas de la compañía. Asegura que "está en la voluntad del Teatro devolver al animal" y desconoce que la intención de quienes ahora acogen al animal sea la contraria. Mientras tanto, el objetivo de Juan Tamariz y de los organizadores del evento sigue siendo la de recuperar al animal, que ha sido más protagonista de lo que se esperaba.