Diario Sur

Michael Moore entra en la Trump Tower: «Estoy aquí, quiero hablar con usted»

El cineasta Michael Moore.
El cineasta Michael Moore. / Reuters
  • Los servicios secretos impidieron subir hasta las oficinas del magnate neoyorquino al polémico cineasta

El cineasta Michael Moore entró en el edificio Trump Tower de Manhattan para intentar hablar con el presidente electo, Donald Trump, pero los servicios secretos le impidieron subir hasta las oficinas del magnate neoyorquino. "Señor Trump. Estoy aquí, quiero hablar con usted", escribió el polémico director en una breve nota que pudo entregar al portero del edificio, durante una protesta en la que participaron cientos de personas frente al rascacielos del empresario.

Moore, que grabó la escena con su teléfono móvil retransmitida en directo a través de Facebook Live, logró acceder hasta el interior del edificio y subir por las escaleras mecánicas hasta llegar a la cuarta planta. Fue entonces cuando agentes de los servicios secretos frenaron el paso al cineasta y le indicaron que no podía subirse al ascensor que conduce a las plantas altas del rascacielos donde Trump seguía hoy reunido con sus principales asesores.

"No queremos que la policía nos expulse. Hay una protesta, pero está siendo en la calle. Pensé que a lo mejor podía entrar en la Trump Tower y subir por las famosas escaleras mecánicas", se oye decir a Moore durante la grabación. En otro momento, asegura que el Colegio Electoral debería ser eliminado porque es "irónico" que 240 años después de su creación "para apaciguar a los dueños de esclavos", ahora un "racista" vaya a ser el presidente "sin haber obtenido la mayoría del voto popular". "Vamos a ver qué pasa, a lo mejor me dejan subir a sus oficinas", insiste el cineasta, quien recordó que la semana pasada ya estuvo en la Trump Tower y ese día sí pudo hablar con la jefa de campaña del entonces candidato republicano, Kellyanne Conway, "y todo fue bien".

El rascacielos, donde vive y tiene sus oficinas Donald Trump, sigue este sábado rodeado por especiales medidas de seguridad desde el pasado jueves, después de las manifestaciones que tuvieron lugar en Nueva York el miércoles por la noche. Después de abandonar el edificio, Moore siguió grabando durante más de media hora imágenes de los cientos de personas que seguían este fin de semana protestando contra la victoria de Trump, bajo la atenta mirada de la policía.

Unas semanas antes de las elecciones del pasado 8 de noviembre, el polémico director estrenó por sorpresa la película 'Michael Moore in TrumpLand', que gira en torno al magnate y que se basa en una obra de teatro escrita por el propio Moore. En la cinta, el ganador de un Oscar al mejor documental en 2003 por 'Bowling for Columbine' se adentra directamente en "territorio hostil" en el corazón de la "tierra de Trump" poco antes de las presidenciales.

Moore fue uno de los más de un centenar de músicos y artistas, en su mayoría del mundo de Hollywood, que durante la campaña firmaron un manifiesto titulado 'United Against Hate' ('Unidos Contra el Odio') para evitar que Donald Trump llegara a la Casa Blanca. "Debemos usar los medios a nuestro alcance para alertar sobre los peligros de una presidencia de Trump. Quiere devolver al país a una época en la que el miedo justificaba la violencia, la codicia alimentaba la discriminación", aseguraban el manifiesto.