Diario Sur

El chavismo vincula las protestas opositoras a un «golpe de Estado»

Diosdado Cabello, durante una concentración chavista en Caracas.
Diosdado Cabello, durante una concentración chavista en Caracas. / Juan Barreto (Afp)
  • Su número dos, Diosdado Cabello, asegura que los detalles del plan están en la memoria del teléfono de un concejal opositor, José Vicente García, detenido por las autoridades

El número dos del chavismo, Diosdado Cabello, ha denunciado este sábado que las protestas opositoras convocadas tras la paralización del proceso de referéndum revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro estarían vinculadas a un plan para "un golpe de Estado", aunque ha llamado al diálogo para superar la crisis venezolana.

"Fue encontrada información de un plan que no tiene otra cosa que un carácter subversivo", ha declarado Cabello en una rueda de prensa del partido de gobierno, el PSUV, advirtiendo que "bajo ninguna circunstancia nosotros nos vamos a dejar tumbar". "Nos van a dar instrumentos para actuar jurídicamente", ha agregado el dirigente oficialista.

Cabello ha asegurado que los detalles están en la memoria del teléfono de un concejal opositor, José Vicente García, detenido por las autoridades -según dijo- por estar en posesión de dos granadas y dos bombas lacrimógenas.

Cabello ha relacionado el supuesto plan con las manifestaciones iniciadas por la oposición luego que el Consejo Nacional Electoral (CNE) suspendiera la recolección de las cuatro millones de firmas (20% de los votantes) requeridas para convocar el revocatorio.

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ha llamado a una movilización nacional para el próximo miércoles y este sábado miles de mujeres marcharon en Caracas para exigir la consulta.

Además, el Parlamento, de mayoría opositora, tiene prevista una sesión especial este domingo para debatir medidas tras la decisión del CNE, que la MUD tilda como una ruptura del orden democrático.

Pese a la acusación, Cabello ha llamado al diálogo en una nueva visita a Venezuela del exjefe de gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, quien lidera una misión internacional auspiciada por la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) para buscar contactos entre gobierno y oposición.

"Estamos dispuestos a hablar", indicó el también diputado, aunque aclaró que el referendo revocatorio contra Maduro no está "en negociación".