Pepa González, la malagueña que viste a los niños de las casas reales europeas

Pepa González, la malagueña que viste a los niños de las casas reales europeas

Se fue a Londres con una beca de Turespaña y una pasajera del avión de ida le presentó a su futuro marido. Por amor se quedó en Londres y trabajando de niñera se le encendió la bombilla empresarial. Hoy, la firma de Pepa González arrasa gracias a clientes vip como Kate Middleton

Almudena Nogués
ALMUDENA NOGUÉSMálaga

A veces, el éxito llega gracias a estar en el lugar adecuado en el momento adecuado. Pero la receta se queda incompleta si detrás no hay dosis de pasión y entrega incondicional al proyecto. Ingredientes muy presentes en la firma de moda infantil Pepa and Co. Su propietaria, Pepa González, se ha convertido en los últimos años en una de las protagonistas de las portadas de las revistas del corazón. ¿El motivo? Los diseños de esta emprendedora malagueña de 35 años han logrado colarse entre los favoritos de algunas de las principales casas reales europeas. Un revulsivo que ha hecho que ciertos modelso de esta pequeña compañía se agoten en cuestión de horas y que la prensa internacional ponga el foco sobre ella. No hay trampa ni cartón. El único secreto pasa por huir de las modas para apostar por un sello propio basado en diseños clásicos, tradicionales y atemporales "inspirados en la ropa con la que mi madre nos vestía en los años 70-80" revela.

Desde su pequeño showroom en Londres -ubicado entre los barrios de Chelsea y Fulham, en el suroeste de la ciudad- González ha conseguido hacerse un hueco en reputados armarios como el de los hijos de los Duques de Cambridge. Kate Middleton se ha rendido a sus creaciones convirtiéndose en una de sus grandes embajadoras en Reino Unido. Son varios los looks que ha seleccionado para sus hijos. Desde aquel jersey de rayas marineras con una ilustración de ballena que llevó George en su tercer cumpleaños al vestido celeste con nido de abeja en coral que lució Charlotte en una fiesta infantil o aquel abrigo gris de cuello bebé que arrasó en ventas en las navidades de 2016. Pero hay más. Los diseños de Pepa&Co vistieron a los pequeños acompañantes de Pippa Middleton en su boda con James Matthews disparando las visitas de la tienda on line de esta malagueña -hasta el punto de colapsar el sistema- y este fin de semana esta etiqueta 'made in Spain' se ha colado en la corte nupcial de Alessandra de Osma y el príncipe Christian de Hannover acaparando de nuevo titulares del papel couché.

El éxito ha pillado totalmente por sorpresa a esta economista, que llegó a Londres con una beca para trabajar en el departamento de Marketing de Turespaña y promocionar Andalucía en Reino Unido. "Yo trabajaba en el hotel Barceló cuando me salió esta oportunidad y como tenía muchas ganas de conocer Londres no me lo pensé dos veces", relata. Lo que no imaginaba es que la aventura que cambiaría su vida comenzaría a los pocos minutos de despegar de Málaga, en el avión de ida. Allí, según explica, conoció a una señora que se ofreció a presentarle a su sobrino (que también vivía allí) con la intención de que conociera a gente de su edad. “¡Y finalmente acabé casándome con él!”, confiesa.

Tras una temporada haciendo las veces de intermediaria, comprando ropa en España y vendiéndola en Inglaterra, decidió montar su propia firma. Lo llevaba en el ADN

Finalizada aquella beca Pepa intentó buscar trabajo en su sector, el marketing, "pero aún no dominaba bien el idioma y no encontré nada decente". Fue así cuando recurrió al plan B que acabaría abriéndole las puertas de su actual negocio: trabajar de niñera en familias londinenses. Y fue entonces cuando se le encendió la bombilla. "Al ver los armarios de los niños que cuidaba me percaté de que aquí en Inglaterra había un nicho en el mercado de ropa infantil. Es un tema de fondo, cultural. Ellos, de diario, no arreglan a sus hijos como lo hacemos en España. Así que o tienen prendas muy 'sport' o, en el otro extremo, ropa muy arreglada para eventos. Y fue ahí donde vi que había negocio", sostiene.

Interior de su showroom, en el Centro de Londres.
Interior de su showroom, en el Centro de Londres.

El cobro de una indemnización fue el trampolín que le animó a lanzarse a la piscina empresarial allá por septiembre de 2013. En sus inicios se dedicó a comprar determinados modelos de ropa que a ella le gustaba en España para revenderlos en Londres en mercadillos y a través de Internet. Sin embargo, tras una temporada haciendo las veces de intermediaria, a finales de 2014 decidió montar su propia firma para dar una mejor respuesta a la demanda de sus clientes, de estilo clásico y tradicional. Lo llevaba escrito en el ADN. "Mis abuelos -tanto el paterno como el materno- fueron comerciantes y supongo que lo llevaba en la sangre", bromea esta malagueña, criada en la Alameda de Colón como la menor de cinco hermanos.

¿Por qué Pepa & Co? Ella misma lo explica. "De niña nunca me gustó mi nombre. Sonaba muy serio, con demasiado carácter. Sin embargo aquí en Londres todos mis conocidos me decían que era perfecto, dado que era fiel a mis raíces, era corto y sonaba bien". relata. "Ademas, era el boom de 'Peppa Pig' y de alguna manera Pepa era un nombre 'friendly' cercano al público infantil", añade esta emprendedora, en cuyas colecciones hay opciones para vestir a niños de 0 a 8 años. "El &Co es un guiño a toda la gente que está detrás ayudándome desde el principio, como mi madre o mi marido", agrega.

Aunque los inicios, insiste, no fueron fáciles y tuvo que sortear muchas piedras en el camino, su tesón y las eternas jornadas en la oficina haciendo gestiones acabaron dando su fruto y desde el primer año, de hecho, la firma ha ido no solo cerrando en positivo, sino duplicando beneficios. Y todo en 3 años de rodaje en los que Pepa ha enviado más de 9.000 pedido a 100 países diferentes, desde Singapur hasta España pasando por la Polynesia francesa aunque, como matiza, sus principales mercados actualmente son Inglaterra, EE.UU., Francia y Alemania.

Arriba, Pepa González. Abajo, dos de sus diseños de la nueva colección de primavera /verano.

Y todo gracias a seguir su instinto empresarial y no entrar en la rueda de la moda, que gira y gira cada temporada. Sus colecciones -en las que siempre cuenta con proveedores españoles- no entienden de tendencias, sino de aquellos cortes clásicos que llevan décadas conquistando a las mamás por su dulzura y delicadeza. Cuellos bebé, jaretas, encajes, maxi lazadas a la espalda, bordados en nido de abeja, colores pasteles, estampados 'liberty'. Prendas para amantes del estilo tradicional más atemporal que han seducido a 'celebrities y royals'.

Pero, ¿cómo llegaron sus creaciones al armario de los Duques de Cambridge? La propia Pepa da detalles, aunque su discreción en este asunto es máxima: «Unos conocidos de la familia ofrecieron el producto a unos amigos de los príncipes, que les hicieron un regalo. Les gustó y desde entonces, de vez en cuando, hacen algún pedido», narra la empresaria, para quien es "un honor" que el príncipe George y la princesa Charlotte, entre otros, luzcan sus diseños. "Es un orgullo que familais que tienen a su alcance tantísimas marcas elijan la mia y confíen en mi", advierte.

Preguntada por el futuro, González indica que entre sus retos figura el abrir una tienda a pie de calle, ampliar su organigrama y reforzar el servicio web para llegar a países como Japón o China. Málaga, como no podía ser de otra manera, también está en ese listado. "Para mi sería un sueño regresar a mi ciudad e incluso establecer allí mis oficinas, dado que desde el punto de vista logístico tiene muchas posibilidades", concluye.

Noticias relacionadas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos