Ella es la voz de Siri

Iratxe se gana la vida como profesora de inglés, pero también ha puesto voz a un montón de aplicaciones.
Iratxe se gana la vida como profesora de inglés, pero también ha puesto voz a un montón de aplicaciones.

Se llama Iratxe Gómez y si la escuchas hablar seguro que te será familiar... Está detrás de las indicaciones de muchos GPS y servicios de teleasistencia. No tiene iPhone y está en paro

GUILLERMO ELEJABEITIA

Siri, ¿de dónde eres?». «Apple me diseñó en California», responde en tono monocorde la aplicación. Pero lo cierto es que la voz que presta el servicio de teleasistencia en los dispositivos iPhone y iPad nació en la localidad vizcaína de Zamudio hace 43 años. Se llama Iratxe Gómez y su dicción cálida y cordial la ha convertido en la interlocutora más frecuente en teléfonos, coches y otros muchos servicios de teleasistencia de todo el país.

Durante mucho tiempo, Iratxe ignoró por completo que millones de usuarios de Apple hablaban con ella cada día. Cuando graba locuciones o alófonos -los sonidos con los que luego un ordenador construye las palabras- generalmente no sabe cual será su destino final. Un día, viendo la televisión, un mago hizo un truco en el que utilizaba como asistente uno de los teléfonos de la marca. Al escuchar la voz del iPhone descubrió que era la suya.

Esta profesora de inglés afincada en las afueras de Vitoria y que desde mayo está en el paro, lleva mucho tiempo haciendo incursiones en una actividad que forma parte de nuestro día a día pero sigue siendo una gran desconocida. Su dominio de los idiomas le proporcionó sus primeros trabajos en un 'call center' de envíos al extranjero o en un servicio de banca online, en los que hacía locuciones en español y en inglés.

«Mi hijo cree que en cada casa las cosas tienen la voz de la madre, que es la que lo sabe todo»

Después ayudó a desarrollar un conversor automatizado de textos y de ahí pasó a poner su voz al GPS de vehículos de alta gama. «Querían que sonara más natural». Años después, su marido se compró un coche nuevo y cuál fue su sorpresa al darse cuenta de que era su mujer la que le daba indicaciones. «Ahora apaga el navegador para no tener que aguantarme por partida doble», bromea.

La misma empresa que configuró millones de combinaciones para guiar a los conductores, 'vendió' luego su voz a Apple, que la incorporó en sus dispositivos para España. En la transacción ella no vio ni un duro, aunque su voz sea ahora infinitamente más popular. «Me quedé un poco desconcertada, pero la empresa argumentó que mis derechos de copyright habían vencido». Con o sin compensación, ahora es la interlocutora más frecuente de millones de españoles.

«Me voy encontrando con mi voz a cada paso». Cuando llama para pedir cita en el médico, el servicio de atención automática lleva su voz. Para informarse sobre la declaración de la renta, lo mismo. «Mi cuñada cuando entra al garaje 'habla' conmigo». La lista de anécdotas es interminable. «Viviendo en China, no dominaba demasiado el idioma y a veces me atascaba. Una vez la persona con la que estaba hablando sacó el móvil para traducir algo al castellano con una aplicación de voz y... ¡la que hablaba era yo!».

¿Qué tiene de especial su voz? No lo sabe muy bien, pero recuerda que sus dotes vocales siempre han impresionado a los demás. Quizá tenga algo que ver que se crió en el taller de costura de su madre, donde la radio estaba permanentemente encendida. «Siempre me llamó la atención la forma de hablar de los locutores antiguos, de las radionovelas...», recuerda. Para cuando una maestra le puso por primera vez a leer en clase tenía un dominio de la dicción que le dejó maravillada.

«Siempre me han dicho que leía muy bien, pero no le di mayor importancia». Iratxe se ha ganado la vida fundamentalmente como profesora de inglés. «Pero es cierto que los alumnos más pequeños se quedan dormidos cuando les leo un cuento, me imagino que gusta porque suena tranquilizadora, sosegada». Y eso mismo es lo que busca un servicio de teleasistencia. Al escucharla en el coche o en el teléfono, su hijo de seis años «cree que en cada casa las cosas tienen la voz de la madre, que es la que lo sabe todo». Todavía no sabe que su madre es Siri.

Fotos

Vídeos