Diario Sur

El sector agrícola exige medidas para evitar las temidas restricciones de riego

La Viñuela, que es el embalse más grande de al provin cia, almacena sólo 54 hm3.
La Viñuela, que es el embalse más grande de al provin cia, almacena sólo 54 hm3. / A. PELÁEZ
  • La Junta baraja comenzar a aplicar recortes para el regadío a partir de febrero de hasta el 50% en la Axarquía y en mayo en el Guadalhorce en el caso de aportaciones mínimas

Si las precipitaciones, de momento bastante escasas desde que se iniciara el año hidrológico (1 de octubre) en toda la provincia, no lo remedian, las reservas de agua en los siete pantanos de la provincia seguirán bajando de nivel. Para colmo, el último temporal no ha supuesto ninguna aportación de los embalses malagueños. De hecho, ha sucedido todo lo contrario. Han visto descender en unos cuatro hectómetros cúbicos el volumen de agua almacenado, al pasar de poco más de 244 hectómetros cúbicos hace sólo una semana a 240. Así las cosas, el sistema de La Viñuela, donde se encuentra la presa con mayor capacidad de la provincia, se acerca peligrosamente al umbral del decreto de sequía, situado en 49,34 hm3 para el mes de noviembre. En la actualidad, se encuentra sólo a 4,72 hm3. Su volumen actual es de 54,7 hm3, el 33% de su capacidad total.

Ante esta situación, la Consejería de Medio Ambiente ha debujado tres hipótesis en función de la pluvimetría. La primera, es para el caso de un año medio o húmedo (aportaciones iguales o superiores a la media). En este escenario, baraja mantener el suministro a demanda para el regadío, con un consumo de unos 22 hectómetros cúbicos. Para el abastecimiento, prevé un consumo aproximado de 14,9 hm3.

La segunda hipótesis , es para el supuesto de que el año hidrológico sea seco. Si ello sucede, la intención es aplicar una restricción del 25 por ciento para el regadío a partir del marzo de 2017. Esto significa que sólo se suministrarán del embalse para el riego agrícola 18,5 hm3 a lo largo del año hidrológico. Esto es el 82,2% del consumo máximo, establecido en 22 hectómetros cúbicos. Para el abastecimiento humano, en cambio no habrá ninguna restricción.

El último escenario es para el caso de que el año sea extremo en precipitaciones (aportaciones mínimas históricas). Si ello sucede, la Junta prevé una restricción del 50% para el regadío a partir de febrero de 2017, lo que significa que la agricultura sólo recibirá del embalse 14,2 hm3, el 63,1% del máximo para un año normal, que es de 22,5 hm3. En este supuesto, también el suministro para abastecimiento humano registrará un leve descenso del 8%, por lo que sólo destinará 13.9 hm3.

Y una advertencia. Si finalmente se da alguna de las dos últimas hipótesis, la Junta no descarta tomar otras medidas adiciones.

En el año hidrológico 2013-2014 las aportaciones recogidas en el embalse de la comarca oriental malagueña sólo fueron de 17,5 hm3 (el 29% de la media), en 2014-2015, las lluvias aportaron 21,2 hm3 (el 35% de la media) y en el último año hidrológico de 2015-2016 el pantano sólo registró una aportación de 11,3 hm3 (19% de la media).

Así las cosas, organizaciones agrarias como Asaja Málaga han lamentado que desde la Consejería de Medio Ambiente no se haya previsto ni concretado ninguna actuación para buscar otros recursos alternativos y evitar las restricciones.

Al menos, así lo ha señalado su secretario general, Benjamín Faulí, para quien la Administración andaluza está perdiendo un tiempo precioso teniendo en cuenta que el sector agrario, y en especial los productores de frutas subtropicales llevan más de dos años exigiendo y pidiendo medidas para garantizar los regadíos.

«Las previsiones de la Junta se refieren sólo a las explotaciones por debajo la cota 140 y que tengan derecho a los recursos de la presa, sin embargo no dice nada para el resto, cuando es de suponer, si no llueve, que los pozos empiecen a descender e incluso a agotarse», señala el presidente de la comunidad de regantes de Algarrobo, Juan Carlos Gil.

La preocupación existente entre los agricultores y productores de subtropicales ha llevado al sector a convocar una reunión para el próximo miércoles en la que analizar la situación y plantear posibles soluciones y alternativas para trasladar a la Junta de Andalucía co el objetivo de no tener que aplicar las restricciones al regadío en la comarca que tiene programadas dependiendo de la pluviometría..

En el sistema de Guadalhorce, que conforman los embalses de Guadalteba, Guadalhorce y Conde de Guadalhorce, la situación no es más favorable. Los tres pantanos embalsan actualmente 140 hm3, mientras que el umbral de sequía se sitúa en 130. Si continúa la sequía y las aportaciones se sitúan en el 25 por ciento de la media, el volumen total destinado a riego no podrá superar, según la Junta, los 20 o 25 hectómetros cúbicos, «llegando a 10 o 15 hm3 si las aportaciones se sitúan en valores mínimos».

En el año hidrológico 2015-2016 la zona regable del Guadalhorce s ah consumido 31,1 hectómetros cúbicos.

Temas