Buenos tiempos para la lírica en Málaga

Coro de la Asociación de Amigos del Teatro Maestranza./
Coro de la Asociación de Amigos del Teatro Maestranza.

‘Turandot’ agota las entradas en el Cervantes, que aumenta un 35% sus abonos para la ópera

Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

“Aquí en Málaga parece que no son malos tiempos para la lírica...”. Lo decía esta mañana con una media sonrisa el director del Teatro Cervantes, Juan Antonio Vigar, en la presentación de la obra que abre la temporada lírica del escenario municipal, ‘Turandot’, la ópera de Puccini que se representará el viernes y el domingo y que agotó las entradas a los pocos minutos de ponerse a la venta. Además, el número de abonos para asistir a la ópera en el Cervantes ha aumentado un 35%, pasando de los 588 suscriptores del ciclo pasado a los 794 de la temporada actual. Y otro dato significativo: con ‘Turandot’, el Cervantes ofrece por primera vez una producción del Teatro de la Maestranza de Sevilla, sumando una nueva referencia a su más habitual red de colaboraciones con el Villamarta de Jerez el Gran Teatro de Córdoba o el Palacio de Festivales cántabro, por citar algunos ejemplos.

Quienes no hayan estado rápidos para asistir al estreno lírico en el Cervantes tienen una nueva oportunidad, ya que el teatro municipal ha decidido abrir al público el ensayo general de ‘Turandot’, previsto el miércoles a las 19.00 horas. Las invitaciones gratuitas (dos por persona como máximo) podrán recogerse mañana en las taquillas del Cervantes a partir de las 11.00 horas. Como preámbulo a dicho ensayo, se presentará el telón de boca realizado por Bernardo Ferrándiz que después de una profunda restauración acometida durante los últimos meses regresará a su lugar al fondo del escenario del Cervantes.

Celebraciones alrededor de ‘Turandot’, cuya entusiasta acogida por parte del público ilustra, en palabras de Vigar, la “renovada conexión” de la audiencia malagueña con la temporada lírica. La producción, además, cuenta con una notable presencia de creadores locales. Así, el joven director Arturo Díez Boscovich llevará la batuta de la Orquesta Filarmónica de Málaga; el Coro de Ópera de Málaga y la Escolanía Santa María de la Victoria ofrecerán el acompañamiento, mientras, sobre las tablas, comparecerán los cantantes malagueños Antonio Torres (en el papel de Ping), Luis Pacetti (Pang), Juan Manuel Corado (Mandarín) y Cipriano Campos (Altoum).

Vínculos que en el caso de Díaz Boscovich llegan incluso hasta su propia biografía. “La primera ópera que vi en este teatro fue ‘Turandot’”, recordaba esta mañana el director de orquesta al hilo de una ópera “de una dificultas gigante, porque Puccini es muy complejo”. Para la ocasión, los responsables del montaje han escogido el final menos habitual de la obra, pero que, en opinión de Díaz Boscovich, deja una pieza “más redonda”.

“Es una partitura gigantesca porque tiene una orquestación enorme. (…) Mi trabajo consiste en rebajar esa carga sonora, porque en ‘Turandot’ no todo es ‘forte’”, reivindicaba esta mañana el director de orquesta, que busca el equilibrio necesario para que “la obra respire dramáticamente”. A esa complejidad ha hecho también referencia la soprano canadiense Othalie Graham, que encabeza el reparto: “Es muy difícil encontrar algo nuevo en un personaje tan representado como Turandot, pero aquí se da esa circunstancia y me siento muy agradecida por ello”.

En tenor Eduardo Sandoval (Calaf) ha vaticinado por su parte el “éxito asegurado” de un montaje al que seguirán en la temporada lírica del Cervantes el recital (fuera de abono) de Gregory Kunde (17 de febrero) y las representaciones de ‘Così fan tutte’ de Mozart (2 y 4 de marzo) y ‘Rigoletto’ de Verdi (18 y 20 de mayo). La soprano Ruth Rosique (Liù) también ha saludado el “reto” de participar en una producción que le permite “crecer vocalmente”. Y, a la hora de echar la vista atrás, el bajo Felipe Bou (Timur) ha recordado que hace 20 años debutó en Málaga, una plaza que ahora “refuerza” su temporada lírica de la mano de ‘Turandot’ y compañía.

Fotos

Vídeos