La galería de la fama de Michel Comte

fotogalería

/ Fernando González

  • La Térmica expone por primera vez en España 40 instantáneas del fotógrafo de las estrellas

Capta a una explosiva Tina Turner en un gesto de fuerza, muy suyo, impulsado por un grito. Refleja el jazz introspectivo de Miles Davis con su imagen abrazando la trompeta y los ojos cerrados. Concentra en una instantánea la sensualidad de Sharon Stone, la elegancia de Sophia Loren, el glamour de Carla Bruni, la penetrante mirada de Geraldine Chaplin.... Michel Comte inmortaliza con su cámara al personaje y a la persona en una serie de retratos que ahora, por primera vez, se exponen en España. La Térmica reúne hasta el 14 de mayo 40 imágenes de uno de los fotógrafos contemporáneos más influyentes en el mundo de la moda y la publicidad. «Pero si es bueno en esto, es mejor como retratista», puntualiza Suzanne Speich, la directora del archivo de Comte.

Son instantáneas realizadas, principalmente en la década de los 90, para revistas como ‘Vanity Fair’ y ‘Vogue’ y para campañas de moda de firmas como Dolce & Gabbana, pero con un valor artístico en sí mismas que va más allá de su función informativa o publicitaria. En gran formato (la mayoría de 1,20 x 1,20 cm), en blanco y negro y color, las fotografías componen un exclusivo paseo de la fama por donde desfilan estrellas de cine, de la música, del deporte y de la moda.

Una expresiva y potente Tina Turner preside la sala (a 2,20 x 1,75 cm de tamaño). A ambos lados de la leona del rock se descubre a una Louise Bourgeois al natural, sin ocultar las marcas de la edad; a un Jeremy Irons desafiando con su mirada a la cámara; al feroz Mike Tyson en una actitud de recogimiento; a la mejor versión de Whitney Houston tras estrenar ‘El guardaespaldas’... Y a Sophia Loren, Uma Thurman, Claudia Schiffer, Naomi Campbell y Micky Rourke, entre muchos otros. Todos artistas, modelos y deportistas a los que Michel Comte admira, con los que tiene química y una buena relación. Porque el suizo «retrata mejor a la gente que le gusta, no es muy bueno con quien no le gusta», confirma la responsable del Michel Comte Estate, que resalta su amistad con Carla Bruni, Geraldine Chaplin o Sophia Loren.

Confianza mutua

Hay confianza mutua entre la estrella y el cámara. Por eso puede poner a saltar a Geraldine Chaplin en una habitación del Hotel Ritz de París, inmortalizar a Sting completamente desnudo en posición fetal y quitar toda la ropa a Carla Bruni. Parecería que tras cada imagen hay días de preparación y estudiadas sesiones, «pero no», aclara Speich. Michel Comte «odia el maquillaje y los retoques», trabaja siempre en analógico y construye las escenas al instante. Lo que muestra es lo que hay.

Y da ejemplos. Speich explica que en una ocasión, con motivo de una gran exposición en Moscú, Comte fotografió a ocho de las mujeres más conocidas del país y envió los negativos para que montaran la muestra. Cuando llegó descubrió que habían sido tratadas, se enfadó y retiró esa serie de imágenes. Apuesta por la naturalidad, por el momento. Si Richard Avedon rellenaba páginas y páginas con el diseño de las fotografías que tomaría cinco días después, Michel Comte «llega por la mañana al lugar y empieza». Sin anotaciones de ningún tipo, dirige al personaje y «le lleva a lo que él quiere», detalla Speich.

Prueba de esa espontaneidad es una serie de fotos tomadas en una habitación del Ritz de París. Por allí pasaron Janice Dickinson, Geraldine Chaplin, Claudia Shiffer y Naomi Campbell. Ninguna lleva maquillaje profesional e improvisan posturas en el sofá, la cama y en la terraza del hotel.

Comte, que reside en Los Ángeles, excusó su presencia en Málaga por sus compromisos cinematográficos. Aunque continúa trabajando para ‘Vogue’ en Italia y Japón, en los últimos años se ha volcado en su faceta como director de cine con películas como ‘The girl from Nagasaki’, estrenada en el festival de Sundance en 2014. Precisamente allí actúa Edoardo Ponti, el hijo de Sophia Loren. También en la gran pantalla todo queda entre amigos.

Sus instantáneas para revistas como 'Vanity Fair' y 'Vogue' y para campañas publicitarias de firmas como Dolce & Gabbana se exhiben en blanco y negro y en color en esta muestra inédita en España. Una expresiva y potente Tina Turner preside una galería de la fama por la que desfilan Louise Bourgeois, Jeremy Irons, Jean-Paul Gaultier, Whitney Houston, Sophia Loren, Uma Thurman, Naomi Campbell, Micky Rourke, Mike Tyson y muchos más. Todos artistas y deportistas a los que Michel Comte admira y con los que tiene una estrecha relación. “Retrata a la gente que le gusta, no es muy bueno haciéndolo con quien no le gusta”, confirma la responsable del Michel Comte Estate.

Hay confianza mutua entre la estrella y el cámara. Por eso puede poner a saltar a Geraldine Chaplin en una habitación del Hotel Ritz de París, inmortalizar a Sting completamente desnudo en posición fetal y quitar toda la ropa a Carla Bruni. Parece que tras cada imagen hay sesiones profundamente estudiadas y preparadas, “pero nada de eso”, explica Speich. Michel Comte “odia el maquillaje y los retoques”, trabaja siempre en analógico y compone las escenas al instante. Lo que muestra es lo que hay.

Comte, que reside actualmente en Los Ángeles, excusó su presencia en Málaga por sus compromisos en el campo cinematográfico. Aunque continúa trabajando para 'Vogue' en Italia y Japón, en los últimos años se ha volcado en su faceta como director de cine, con películas como 'The girl from Nagasaki', estrenada en el festival de Sundance en 2014.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate