El PP de Mijas ofrece trabajo a un concejal de Podemos si les apoya en una moción de censura

El presidente del Partido Popular de Mijas, Ángel Nozal. Francisco Martínez Ávila (Podemos).
El presidente del Partido Popular de Mijas, Ángel Nozal. Francisco Martínez Ávila (Podemos). / SUR/ I. Gelibter
  • Los populares le proponen también no denunciarle por una supuesta irregularidad en el cobro de su dedicación exclusiva como edil

El PP de Mijas ha ofrecido un puesto de trabajo en una urbanización al concejal de Costa del Sol Sí Puede (CSSP) –y miembro de Podemos– Francisco Martínez Ávila, a cambio de su rúbrica en una moción de censura, al tiempo que le ha propuesto no denunciarle por un supuesto cobro irregular de sus nóminas en el Ayuntamiento por dedicación exclusiva, por lo que tendría que devolver unos 20.000 euros al Consistorio mijeño. Tal como ha llegado a conocimiento de este periódico, el ofrecimiento ocurrió hace pocos días en el marco de una reunión entre el citado Martínez Ávila y el presidente los populares de Mijas y exalcalde de la localidad, Ángel Nozal.

La localidad costasoleña está gobernada en la actualidad por Juan Carlos Maldonado (Ciudadanos), y sus cuatro ediles en el contexto de un pacto con el PSOE, que cuenta con siete concejales. De manera puntual, además, tienen el apoyo en cuestiones clave de Martínez Ávila, único edil de CSSP, ya que el otro puesto pertenece a Elena Adba, que iba en esa misma lista pero que actualmente está en el grupo de no adscritos. Ante ellos están los once concejales del PP, que resultó el partido más votado en las pasadas elecciones municipales

Así, para poder revertir la situación en el Ayuntamiento con una moción de censura, Nozal y su formación precisan de sus votos, motivo por el que se le han puesto sobre la mesa estas dos cuestiones: por un lado, los populares le han ofrecido un puesto de trabajo durante cuatro años en la urbanización Club La Costa –en Mijas–, al que accedería una vez acabe el mandato, ya que en caso de participar en la moción de censura su ausencia de las próximas listas en 2019 sería más que segura. Según ha podido saber SUR, este puesto de trabajo estaría garantizado, y podría traer consigo un sueldo de entre 1.200 y 1.500 euros al mes.

En esta reunión, que al parecer tuvo lugar en el despacho de Ángel Nozal en la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental –institución de la que es vicepresidente y delegado de Turismo–, también se habló de una posible denuncia por un supuesto cobro irregular por parte de Martínez Ávila de sus nóminas del Ayuntamiento como concejal con dedicación exclusiva. Desde el PP creen que la citada denuncia tendría consecuencias legales para el actual alcalde, pero también para el concejal de CSSP, que a juicio de los populares tendría que devolver unos 20.000 euros al Consistorio cobrados indebidamente.

Para ello esgrimen una supuesta sentencia del Tribunal Supremo que argumenta que ningún edil que no forme parte de un equipo de gobierno puede cobrar un dedicación exclusiva que no haya sido aprobada en el pleno organizativo, es decir, en el primer pleno corporativo de la legislatura. A cambio de firmar y posteriormente votar esta moción de censura que convertiría en alcalde a Nozal, el PP local guardaría en el cajón la sentencia del Supremo que afecta a Martínez Ávila, ya que no precisaría ‘atacar’ a Juan Carlos Maldonado con un asunto judicial, una opción que han estado buscando desde que el alcalde y Nozal se enemistaran hace más de un año

Así, y tal como SURha podido saber, la oferta tiene estas dos vertientes: la de una promesa de un empleo que estaría garantizado tras acabar el mandato, y el ‘gesto’ de no denunciar al miembro de Podemos que, eventualmente, tendría que devolver la citada cantidad económica. Según fuentes consultadas, la operación planteada por el Partido Popular local se llevaría a cabo en las próximas semanas, una vez que tuvieran asegurado el apoyo de Martínez Ávila, pero también el de Elena Adba, imprescindible para que salga adelante. Para ello, Nozal habría emplazado a Martínez Ávila a una nueva reunión la semana que viene.

En cuanto al reparto en caso de que el relevo saliera adelante, los populares habrían dejado elegir al concejal de CSSP su entrada o no en el equipo de gobierno. En caso de hacerlo, se le ha propuesto que ostente el área de Servicios Sociales o el de Turismo.

El concejal denunciará

Francisco Martínez Ávila señaló ayer a este periódico que rechaza cualquier ofrecimiento de Nozal y el PP de Mijas «de manera contundente», y además anunció que interpondrá una denuncia por estas cuestiones en los próximos días.

Por su parte, el presidente del PP de Mijas, Ángel Nozal, replicó ayer en declaraciones a SUR que no hay posibilidad de moción de censura. «Curro –Martínez Ávila– y yo hemos hablado sobre la violencia en los plenos, y no puede haber moción porque hace falta otro concejal que no existe porque Adba fue elegida por CSSP y está en el grupo mixto», apuntó. «Además», añadió, «Curro y el PP no nos llevamos muy allá, pero sí hemos hablado de si es necesario llegar a esa escalada verbal, pero de ahí a hablar de moción de censura, pues no».

El vicepresidente de la Mancomunidad, que no negó una conversación ayer con Martínez Ávila, «que fue pública y notoria», aseguró que habían llegado a la conclusión de que en las cosas que son de partido hay que llegar «donde haya que llegar», pero sin agresiones personales, y rechazó que sean «enemigos». Por último, Nozal insistió en la imposibilidad de llegar a un acuerdo con el argumento de qué pensaría el partido «de negociar con Podemos».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate