Diario Sur

Una joven apuñala su expareja, que la semana pasada intentó atropellar a su madre en Nerja

Restos de sangre, en un vehículo policial.
Restos de sangre, en un vehículo policial. / E. Cabezas
  • La chica, de 28 años, ha quedado en libertad a la espera de comparecer en el juzgado junto a su padre, identificado también por golpear supuestamente a su exyerno, de 33 años

Violento suceso el ocurrido al mediodía de este viernes en Nerja. Una joven de 28 años, Margarita C., ha sido identificada por presuntamente apuñalar a su expareja, de 33 años, Roberto J. G., después de que la semana pasada el joven tratase supuestamente de atropellar con su coche a la madre de ella. Los hechos han tenido lugar en la confluencia de las céntricas calles Jaén y Antonio Millón, al filo de las 15.00 horas de este viernes.

La Guardia Civil ha identificado también al padre de la joven por presuntamente golpear a su exyerno. Al parecer, según ha podido saber este periódico, la trifulca se ha iniciado después de que el joven, que tiene en vigor una orden de alejamiento con respecto a su expareja y otra sobre su exsuegra, se haya acercado a la vivienda familiar y desde la calle haya proferido numerosas amenazas e insultos. Tras unos minutos, ha aparecido la joven junto a su actual pareja sentimental, y al parecer ella lo ha agredido con un arma blanca en la cabeza y en el cuello.

Roberto J. C. ha intentado introducirse en el portal de la vivienda, donde han quedado numerosos restos de sangre. En ese momento se han personado en el lugar efectivos de la Policía Local y de la Guardia Civil, así como emergencias sanitarias, que han atendido al joven herido. La víctima ha sido trasladada en ambulancia al hospital comarcal de Vélez-Málaga.

El martes de la semana pasada el joven herido este viernes, que tiene diversos antecedentes penales, fue detenido tras intentar atropellar dos veces a su exsuegra y huir de la Guardia Civil. Los agentes lo arrestaron en la vivienda de su madre y al ser detenido profirió golpes y rompió con la cabeza el cristal de un vehículo policial.

Tras tomarles declaración en el cuartel de la Guardia Civil de Nerja, el padre y la hija han quedado en libertad, a la espera de comparecer en el juzgado de primera instancia e instrucción de Torrox. Además, está aún pendiente que la víctima formule una denuncia contra ellos por las heridas sufridas. Por su parte, la víctima permanece detenida en los calabozos del cuartel de la Guardia Civil de Nerja por quebrantar supuestamente las órdenes de alejamiento y amenazas. Los sanitarios del hospital comarcal han tenido que suturarle heridas en la cabeza y el cuello, con una treintena de grapas.