El presidente de la comisión de investigación, Julio Díaz, en el centro de la imagen. :: Juan Jose úbeda
El presidente de la comisión de investigación, Julio Díaz, en el centro de la imagen. :: Juan Jose úbeda

La Junta enviará «varios trailer» con millones de folios a la comisión de los cursos

  • Julio Díaz anuncia una comisión para supervisar el traslado de 17.000 expedientes originales, algo que no convence al resto de partidos de la oposición

La comisión de investigación sobre el presunto fraude en los cursos de formación pagados con ayudas de la Junta de Andalucía se ha convertido en la 'guerra de los papeles'. Los partidos de la oposición PP, Podemos e Izquierda Unida vienen denunciando desde su comienzo hace cinco meses que no tienen a mano los expedientes de las ayudas solicitados, ni siquiera en muchas ocasiones los relativos a las personas llamadas a declarar, hasta ahora casi todos funcionarios y algún empresario.

El propio presidente de la comisión, Julio Díaz, de Ciudadanos, admitió ayer que el Gobierno andaluz no está colaborando todo lo que debe en el envío de la documentación y anunció que tras presionar a través del presidente del Parlamento, Juan Pablo Durán, la Consejería de Empleo ha rectificado y enviará todos los expedientes originales para su consulta. Hasta ahora se remitían de forma selectiva los que se iban pidiendo.

La comisión investiga ayudas a cursos desde 2000 a 2011. Los expedientes afectados se elevan a 18.499, en torno a 41.804 carpetas, lo que supone más de 27 millones de folios. Hasta ahora la Junta ha remitido 900 carpetas con una media de 600 folios cada una. Según el presidente de la comisión, el 1 por ciento del total, con lo que estima que quedarían por llegar más de 17.000 expedientes.

Como fotocopiar o digitalizar toda esta cantidad de papeles supondría más de un año de trabajo en la Junta, esta ha decidido, ante la presión de los grupos, enviar los originales al Parlamento para su consulta. Esto supondrá, según Julio Díaz, la llegada al Parlamento de «varios trailer con millones de folios», expresó de forma gráfica.

Una comisión, integrada por representantes de la Junta, el Parlamento y la Comisión, acordarán el envío de la documentación y su custodia. Esta solución no ha satisfecho a ninguno de los demás partidos de la oposición. La portavoz del PP, Carmen Crespo, dijo que esta comisión se tendría que haber creado hace cinco meses y culpa de la dilación en el envío de los papeles al propio Julio Díaz. El PP insiste en que la Junta ha torpedeado la llegada de documentos sobre la FAFFE, los convenios de UGT y PSOE para impartir cursos en sedes socialistas, y los de las ayudas al exconsejero andaluz Ángel Ojeda. «Nos están dando los expedientes de reintegro con resolución, pero los que realmente se necesitan son los que no dieron o donde detrás hay una irregularidad», afirmó Crespo.

La portavoz adjunta de Podemos, Esperanza Gómez, considera que la Junta se resiste a enviar todos los papeles para no estropear la «carrera política» de Susana Díaz y considera que la comisión que propone C's es una «maniobra más de dilación». «Hay una actitud hostil del Gobierno contra la comisión. Susana Díaz no solo está al tanto de la negativa sino que se opone a facilitar la información por las implicaciones que pueda tener a la larga para su carrera política», dijo.

Tomadura de pelo

La portavoz adjunta de IU, Elena Cortés, dijo sentir «vergüenza ajena» por la actitud obstaculizadora del ejecutivo de Susana Díaz. «No es de recibo que una presidenta que presume de puertas y ventanas abiertas tenga echados los postigos a la comisión de investigación», afirmó.

El portavoz parlamentario del PSOE, Mario Jiménez, calificó de «sinsentido» y «tomadura de pelo» reclamar 27 millones de folios de los expedientes de los cursos de formación. Jiménez acusó a la oposición de no haber «movido un dedo» para consultar los documentos, que ahora llegarán en camiones al Parlamento, en las dependencias de la Junta, tal como esta lo había ofrecido.