Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
SURtv.esSURtv.es | RSS | ed. impresa | Regístrate | Domingo, 31 agosto 2014

Portada

Marbella

Los empleados de establecimientos como Los Monteros o Las Dunas sufren una situación compleja que incluye impagos y cierres ilegales
20.09.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Hasta hace bien poco, siglas como ERTE, SERCLA o CMAC sonaban casi desconocidas en la industria hotelera de la Costa del Sol. Mucho más en establecimientos de cinco estrellas. En los últimos tiempos, sin embargo, constituyen todo un clásico a la hora de informar sobre la situación que atraviesan cientos de trabajadores en hoteles emblemáticos de Marbella y Estepona. Los conflictos laborales que sufren en la actualidad ilustres cinco estrellas como Los Monteros, Las Dunas o Incosol ponen en jaque la pervivencia de estos complejos hoteleros, cuyos empleados se enfrentan a impagos de salarios, expedientes de regulación de empleo y al temor de perder sus trabajos e iniciar una larga batalla judicial ante el cierre ilegal de alguno de estos establecimientos.
«Es una situación caótica que está causando un daño irreparable a la imagen de la Costa del Sol porque se trata de buques insignias del servicio hotelero», asegura el secretario de Comercio, Hostelería y Turismo de CC OO en Andalucía, Gonzalo Fuentes. Su homólogo en UGT, José Antonio Sedano coincide en la afirmación y califica de «muy preocupante» la proliferación de conflictos laborales en establecimientos de la zona.
El hotel Los Monteros de Marbella es, sin duda, el paradigma de esta situación. Desde la compra del establecimiento en diciembre de 2008 por parte del grupo petrolífero ruso North West Oil, los 180 empleados que integran su plantilla han padecido despidos y readmisiones, el impago de los salarios y la suspensión de la actividad en el hotel, que permanece cerrado de manera ilegal. Sin suministro eléctrico ni agua caliente.
El encierro de los trabajadores, los actos de protesta y las denuncias de la Fiscalía y la autoridad laboral contra su propietario, el empresario ruso Ernest Malyshev, no han dado fruto. La patronal no ha cumplido con el último compromiso adquirido con los empleados y no ha reabierto el hotel, por lo que el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) presentado ante la Delegación de Empleo ha sido denegado.
Similitudes
El hotel Las Dunas de Estepona refleja una preocupante similitud con los pasos seguidos por Los Monteros. Sus empleados no cobran sus salarios desde hace tres meses -en el caso del establecimiento marbellí ya son más de nueve- y, después de iniciar una huelga, firmaron un principio de acuerdo con la empresa ante el Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales de Andalucía (SERCLA).
El convenio fijaba las bases para la presentación de un ERTE que afectaría a más del 90 por ciento de los 65 empleados fijos del hotel y establecía que el propietario, el empresario libanés Mohamed Reda Bahige Alaywan, abonaría a los empleados el pasado día 15 la mitad de lo adeudado. Un pago que, por el momento no se ha hecho efectivo. El establecimiento de cinco estrellas permanece cerrado, aunque una docena de empleados continúa desarrollando su actividad en labores de mantenimiento y para ofrecer servicios de lavandería y cafetería a las Dunas Park, promoción inmobiliaria vinculada al hotel.
El hotel Incosol de Marbella es otro ejemplo de establecimiento emblemático cuyos trabajadores continúan su particular travesía en el desierto. Los empleados han denunciado que la propietaria del complejo hotelero, que se encuentra inmerso en un proceso concursal, ha incumplido el ERTE que afecta a parte de la plantilla al contratar personal externo para cubrir las plazas de los primeros trabajadores afectados por el expediente.
Desde el pasado 10 de septiembre, los empleado se concentran diariamente ante las puertas del hotel en señal de protesta y han convocado una huelga para los días 6, 15, 23 y 28 de octubre. Por su parte, la Junta de Andalucía ha anunciado que sancionará a la empresa si la Inspección de Trabajo confirma el incumplimiento del ERTE.
Mayor protección
Hay más casos. Entre ellos, el de los dos hoteles Guadalpín en Marbella, propiedad de la promotora Aifos, declarada en concurso de acreedores voluntario el pasado verano. Las plantillas de ambos establecimientos suman 400 trabajadores.
Los sindicatos mantienen que la solución para recuperar estos establecimientos pasa por la venta. Tanto CC OO como UGT demandan una mayor protección de la planta hotelera y una respuesta más rápida de la justicia para evitar casos de especulación inmobiliaria. «Hay que proteger estos hoteles porque son patrimonio de las ciudades, generan empleo y aportan prestigio», señala Fuentes.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios

Busco trabajo

Primer empleo

Buscar
Vocento
SarenetRSS