Asuntos Internos confisca ordenadores de los mandos detenidos en busca de pruebas

Los agentes han realizado registros en varios despachos de las comisarías de Málaga y Marbella, así como en viviendas de algunos de los arrestados La investigación arrancó con un escrito de un policía que detectó irregularidades

JUAN CANO
ACTUACIÓN. Agentes de la Udyco, durante una operación anterior. / SUR. ARCHIVO/
ACTUACIÓN. Agentes de la Udyco, durante una operación anterior. / SUR. ARCHIVO

Los agentes de Asuntos Internos que llevan la investigación por la que han sido detenidos cuatro mandos de la Udyco-Costa del Sol han efectuado media docena de registros en varios despachos y en las viviendas de algunos de los agentes arrestados en busca de pruebas sobre las supuestas irregularidades detectadas.

Según fuentes próximas a la investigación, han inspeccionado dos despachos de la sección de Crimen Organizado de la Comisaría Provincial y uno en Marbella. Se han incautado de ordenadores de trabajo y una decena de armas policiales -rifles, escopetas o pistolas- que estaban cedidas a estos grupos para su labor policial.

Los agentes también han efectuado un registro en la vivienda del jefe de sección de Crimen Organizado, donde intervinieron la torre del ordenador personal de este mando de la Udyco, así como de una serie de documentos que están siendo analizados.

Según las fuentes, los presuntos delitos investigados por Asuntos Internos son malversación de caudales públicos, revelación de secretos y contra la inviolabilidad del domicilio, este último referido a supuestas irregularidades en la práctica de algún registro domiciliario.

Clínica inspeccionada

Los otros dos detenidos por este caso son una intérprete de francés que ha trabajado para la policía, y un alto cargo de una clínica de cirugía estética de Marbella, donde los agentes realizaron ayer un registro y se incautaron de abundante documentación, según Europa Press.

Los policías de Asuntos Internos están apoyando las pesquisas en la toma de declaraciones a funcionarios de la Udyco y de otras unidades, así como a varias personas ajenas a este Cuerpo, que ayer pasaron por la comisaría para testificar sobre el caso.

Respecto al inicio de la investigación, que se abrió en 2006, las fuentes consultadas explicaron que el asunto comenzó a raíz de un escrito que un policía entregó al entonces comisario provincial, José Gutiérrez Valenzuela, quien a su vez le dio traslado a Asuntos Internos. En esta minuta, el agente ponía en conocimiento de sus superiores supuestas irregularidades detectadas en Marbella y, posteriormente, se amplió al resto de detenidos.

Entre tanto, los arrestados permanecen incomunicados en los calabozos a la espera de comparecer ante el juez de apoyo al Juzgado número 5 de Marbella. El abogado que asiste a dos de ellos, Alfredo Herrera, afirmó ayer que tiene «absoluta confianza en la profesionalidad de los agentes».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos