El Antequera se despide de la Copa tras rozar la sorpresa ante un equipo de la Asobal

El exjugador del equipo malagueño Nacho Moya marcó el gol de la victoria para el conjunto cordobés en los últimos instantes del partido

ANTONIO J. GUERREROANTEQUERA.
Moya, exjugador del Antequera, consiguió el gol de la victoria para el Puente Genil. ::
                             A. J. GUERRERO/
Moya, exjugador del Antequera, consiguió el gol de la victoria para el Puente Genil. :: A. J. GUERRERO

El Antequera se quedó fuera de la Copa del Rey, tras perder anoche por 31-32 ante el Puente Genil, equipo dirigido por un antequerano, Antonio Ortiz, y merced a un gol encajado en los últimos instantes y marcado por un jugador que se crió en la casa, Nacho Moya.

La primera parte en el Fernando Argüelles en los primeros 15 minutos no tuvo un claro dominador del juego. El Puente Genil salió a por el partido, pero el equipo antequerano también y eso se notó en los goles que cayeron de un lado a otro, con un empate que constantemente se repitió en el luminoso. La defensa adelantada a la línea de nueve metros por parte de los locales propició que la mayoría de los tantos llegaran desde el extremo Cuenca, que metió seis goles casi calcados el uno del otro.

El Meridiano aguantó los minutos con buenos lances en el ataque y acertados disparos. Ambos equipos se gustaban. Pero el Ángel Ximénez solo acababa de mostrar sus armas. Realizó un cambio en el central con la salida de Cubero, que llevó a partir de entonces el peso del partido en sus ataques. Los locales se atascaron en los disparos, faltos de ideas, y eso lo utilizó el rival para adelantarse. En los últimos minutos llegó un duro parcial en contra para el Meridiano Antequera de 2 a 6, y lo peor, la falta de lanzamiento acertado por parte de ellos (16-19).

Diferencias

La segunda mitad comenzó para el equipo antequerano de la misma manera que acabó la primera parte, con falta de ideas y dejando al rival que lanzara a sus anchas; así, Cuenca siguió haciendo de las suyas. El conjunto antequerano no se encontraba cómodo y la distancia se hacía cada vez mayor en el marcador (24-29). Eduardo Izquierdo pidió tiempo muerto cuando se rozaba la mitad de este segundo tiempo. Ahí cambió algo en el equipo, apoyado en un Lorasque luchador, con mucha garra en la línea del pivote, un Óscar Río que condujo bien a los suyos y además con acierto en el gol, igual que Alexis y un Maireles que comenzó a aparecer.

Así, las distancias se redujeron, con un cambio defensivo en la línea local. El pabellón volvía a rugir como antaño sabiendo que se podía lograr la victoria. Eso permitió que entre Alexis y Río fueran robándole goles al marcador hasta los dos últimos minutos. Un tanto de Río y una parada de Maireles le dio emoción al enfrentamiento. Antonio Ortiz pidió un tiempo muerto, pero un gol de Alexis sirvió para empatar a 31 faltando segundos para el final. Sin embargo, el Antequera no pudo evitar el equipo pontanés. Lo consiguió Nacho Moya, y con él, la victoria y el pase a octavos para el equipo cordobés. Se apagó el sueño de la Copa del Rey en Antequera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos