Alumnos de ingenierías de la UMA tardan hasta dos años más en terminar la carrera

Estudiantes de primer curso de la ETSI Informática. /Félix Palacios
Estudiantes de primer curso de la ETSI Informática. / Félix Palacios

Alguna escuelas técnicas se plantean revisar los contenidos de las asignaturas para hacerlas asequibles a los alumnos

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

Los estudiantes de ingenierías son los que más tiempo tienen que invertir en sus estudios, 5,47 años de media. Por grados, son los estudiantes de Sistemas de Telecomunicación los que tardan más tiempo en terminar su carrera, hasta 6,14 años de media. Le siguen Diseño Industrial y Desarrollo del Producto (6,1), Ingeniería Mecánica (5,94) e Ingeniería Eléctrica (5,8 años). En el último curso con datos disponibles, el 2016/17, el promedio de duración media de los estudios de grado en la UMA se ha incrementado, pasando de 4,54 a 4,82 años. Las que más se ajustan a su duración prevista son Enfermería (4,01 años), Medicina (6,04 años), Podología (4,16) y las de Ciencias de la Educación. Por ramas de conocimiento, las carreras de Artes y Humanidades duran una media de 4,82 años; las de Ciencias, 5 años; las de Ciencias Sociales y Jurídicas, 4,69 y las de Ciencias de la Salud, 4,68 años.

Agustín Valverde imparte Cálculo para la computación en los grados de la ETSI Informática, una asignatura que arroja una nota media de 0,59. Se imparte en primer curso, y es, según los alumnos, una de las más temidas: en el 2016/17, solo la aprobaron ocho estudiantes (6 con aprobado y dos con notable); dos suspendieron y 75 optaron por no presentarse. El profesor considera fundamental la disciplina del estudiante para abordar la materia: «En menos de cuatro meses ya se enfrentan al estrés de aprobar o no las primeras asignaturas. Si a las pocas semanas no han adquirido la disciplina de llevar todas las materias al día y el trabajo se les acumula, optan por elegir a cuáles van a dedicar más o menos esfuerzos para asegurarse algún resultado positivo», señala. En esta dinámica, las asignaturas de matemáticas salen 'perjudicadas', asegura, porque los estudiantes tratan de apostar sobre seguro dedicándose más tiempo a otras asignaturas.

Para intentar solucionar este problema, se han tomado diversas iniciativas, como son los 'curso cero' de Matemáticas en las dos semanas previas al inicio del curso, o las sesiones de orientación, en las que se trata de inculcar al alumnado la importancia de adquirir buenos hábitos de trabajo y estudio.

Los profesores son muy conscientes de esta problemática y han incorporado nuevas técnicas pedagógicas para ayudar a sus alumnos: dinámica de trabajo en grupo o enseñanza inversa, entre otros. Así, Agustín Valverde dedica parte de su clase a resolver las dudas de los alumnos. Sube al campus virtual explicaciones por vídeo, resoluciones de problemas y mantiene un contacto permanente a través de las redes sociales. «Incluso un domingo te responde a las dudas»; señalaba uno de sus alumnos. Además del esfuerzo individual o personal de cada profesor, desde la escuela se estudian posibles actuaciones. «En el primer año el estudiante se encuentra con cuatro asignaturas de matemáticas, dos en cada cuatrimestre, lo que les da poco tiempo para asimilar y madurar conocimientos con cierto nivel de abstracción; una posible solución sería trasladar alguna de estas asignaturas al segundo curso», apunta Agustín Valverde. También creen conveniente hacer una revisión de contenidos en muchas asignaturas, y no solo de matemáticas, que ayude a corregir los malos resultados académicos de los alumnos.

Entre 8 y 10 años, tiempo máximo de permanencia en la UMA

Los estudiantes no pueden eternizarse en las aulas universitarias. La UMA cuenta con una normativa específica reguladora de lo que se denomina progreso y permanencia de los estudiantes en estudios de grado y máster. Tras la última reforma de 2016, los estudiantes tienen un máximo de 8 años para permanecer en la universidad, para los estudios de grado y a tiempo completo (240 créditos y cuatro años). Para el caso de grados con 300 créditos (caso de Arquitectura, que dura cinco años) así como en los dobles grados (que también duran cinco años), el periodo máximo de permanencia en la UMA es de 9 años. Finalmente, para el caso de Medicina, que tiene 360 créditos y se cursa en seis años, el periodo de permanencia se fija en 10 años. La propia norma contempla ampliaciones extraordinarias, y la posibilidad de suspender los efectos de la norma por causas justificadas.

En cuanto a la permanencia en los estudios iniciados, la normativa establece que los estudiantes matriculados en estudios de grado podrán continuar los estudios iniciados con solo superar una asignatura, independientemente del número de créditos que tenga. En el caso de los estudios de máster y doctorado, el mínimo de aprobados es de seis créditos para estudios a tiempo parcial y 12 si es a tiempo completo.

Temas

Etsi