Salado insta al Gobierno a que fije una norma clara sobre las viviendas turísticas

Salado insta al Gobierno a que fije una norma clara sobre las viviendas turísticas

El presidente de la Diputación recuerda que «es un fenómeno que llega para quedarse» y que precisa de una aclaración sobre las competencias de regulación

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

Máxima calidad, máxima rentabilidad y gran retorno de la industria turística a la sociedad en forma de empleo e inversiones. «Es lo que ha conseguido Marbella y es un ejemplo de lo que queremos para el turismo en la provincia». El presidente de la Diputación, Francisco Salado alabó ayer el modelo de la marca Marbella para la promoción turística basada en la excelencia y que además ha empezado a trabajar en las medidas para afrontar una de las realidades a las que se enfrenta el sector, «un fenómeno que llega para quedarse», como calificó Salado a las viviendas de uso turístico. Precisamente Marbella está a la cabeza a nivel provincial en el número de plazas de este tipo de alojamientos que superan ya a las hoteleras. «Este Ayuntamiento, de la mano de la Universidad de Málaga, ha comenzado a estudiar el fenómeno para ver cómo afrontarlo, subrayaban ayer el presidente de la institución provincial durante su intervención un almuerzo de trabajo organizado por la asociación empresarial CIT Marbella. «Pero para ello es el Gobierno central el que debe definir una norma, y aclarar competencias y no dejar las decisiones en manos de las comunidades autónomas o de los ayuntamientos», reclamó.

Con más de 53.000 plazas, Marbella es la ciudad de la provincia con más viviendas de uso turístico. En el conjunto de la Costa del Sol, según el dato que recordaba Salado, superan las 27.000 unidades registradas que ofertan más de 118.000 plazas, siendo el 38% del total de las inscritas en el conjunto de la provincia. «Es decir, que 4 de cada 10 plazas de la provincia son ya de esta tipología, por ello hay que estar atentos a este fenómeno», reconocía.

En su primera intervención en Marbella al frente de la presidencia de la Diputación Provincial, Francisco Salado alabó el trabajo del Ayuntamiento de la ciudad y del sector turístico en la consecución de una oferta de excelencia. Es una ciudad, dijo, «que vive una efervescencia hotelera con inversiones de lujosas cadenas internacionales, como Four Seasons, W Hoteles y Club Med.

El respaldo del ente supramunicipal en la ciudad se ha traducido, sólo desde el ámbito turístico en una inversión de dos millones de euros que pronto se verá incrementada con los 1,5 millones comprometidos para dos tramos de la Senda Litoral. La inversión global de la Diputación desde 2011 en Marbella alcanza, según Salado, los 12 millones de euros.

La ciudad, avanzó, «es primordial» para el Plan de Acción 2019 de Turismo Costa del Sol, estando presente en las acciones promocionales de la práctica totalidad de los segmentos turísticos con especial presencia el Golf, Mice y Elite. «La Costa del Sol tiene que seguir entrando con fuerza en los mercados norteamericanos, en Asia y Oriente Medio y Marbella, sin duda, es nuestro principal embajador».