La smart tv del salón es una chivata

La smart tv del salón es una chivata

Dos estudios revelan que las televisiones inteligentes han filtrado información de los usuarios a las gigantes de Silicon Valley

JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZ

Los salones de los hogares se han convertido en salas inteligentes con Alexa, Google Home, bombillas inteligentes o smart tv. Unas salas que, según los últimos estudios, se han convertido en los espías perfectos a la altura de los trabajadores del CNI español, la CIA estadounidense o el MI16 británico.

Dos estudios revelados por Financial Times han descubierto que los dispositivos de Samsung, Roku, LG y los Fire TV de Amazon envían información a plataformas como Netflix, HBO y otros servicios de streaming y publicidad online.

La transferencia de los datos se produce con la televisión encendida y, según revelan los documentos, también se produce el envío incluso cuando alguno de los dispositivos se encuentra en reposo.

Los informes realizados por la Universidad Northeastern y la Imperial College London revelan que, tras analizar el tráfico de los dispositivos, las plataformas de streaming y los servicios de publicidad reciben al menos información sobre el dispositivo que se está utilizando, ubicación y posiblemente los momentos cuando las personas interactúan con él.

Las grandes compañías no han desmentido esta recepción de información y aseguran que «se encuadran en la mejora de sus servicios». Las compañías a las que más información se ha enviado son Google, Microsoft o Akamai, con Amazon siendo contactada por casi la mitad de los 81 dispositivos de la prueba.

Además de los servicios y plataformas mencionadas, por ejemplo, Roku también envía a información a Adobe, o Samsung a Bell.ca y mixpanel, una compañía de telecomunicaciones canadiense y una agencia de analítica web.

En el caso de Netflix, la investigación de la Universidad Northeastern y la Imperial College London revela que reciben información sensible como dirección IP del usuario y ubicación, incluso aunque el usuario no tuviera cuenta de Netflix en el dispositivo.

«Amazon se pone en contacto con casi la mitad de los dispositivos», explica al Financial Times David Choffnes, informático de la Universidad Northeastern. «Mucha información sobre lo que se está haciendo con diferentes dispositivos en su hogar, incluidos los que no fabrica; también tiene acceso a lo que están haciendo sus competidores», sentencia.