El juez Calatayud: «Prohibiría a los padres que no se comportan ver jugar a sus hijos»

Ofreció hora y media de conferencia / FÉLIX PALACIOS

El popular letrado fue ayer el ponente de la segunda jornada del ciclo Aula Abierta que organizan el Unicaja y la Fundación Unicaja

SANDRA MIRASMÁLAGA

Emilio Calatayud fue el protagonista de la segunda jornada del Aula Abierta de Unicaja Baloncesto, celebrada en Los Guindos organizada por el club de baloncesto y la Fundación Unicaja. Bajo el lema «La educación en valores», el juez de menores llenó por completo el pabellón del club cajista.

En hora y media de conferencia, Calatayud destacó la importancia de la educación, el respeto y los valores que deben inculcar los padres a sus hijos. De la misma manera, apuntó que es intolerable un mal comportamiento de estos durante las actividades deportivas. «A los padres que no se comportan les prohibiría el poder ver jugar a sus hijos», respondió el juez a la pregunta sobre el comportamiento violento y negativo de los padres en las canchas.

Este juez es conocido por su sinceridad a la hora de expresarse y lo demostró en esta sesión. Tras más de 22.000 juicios realizados, entre ellos 200 agresiones sexuales y casi 40 asesinatos en el presente año, aseguró que no habla en nombre de los jueces, sino en el suyo propio. Por ello, realizó unas duras críticas a las últimas normas adoptadas, con las que no comparte la dejadez en cuanto a leyes de menores.

«Nos hemos convertido en colegas de nuestros hijos y eso no puede ser»

«Hay muchas formasde pagar un delitoy la mejor de ellases estudiar»

Otras de sus críticas fue cuando mostró su desacuerdo con la frase «Educar no es interferir», que pronunció el expresidente Zapatero durante su mandato. Esto provocó el aplauso de un abarrotado pabellón para mostrar su acuerdo, ya que viven con el temor del famoso «Eh, que te denuncio» que muchos jóvenes han pronunciado en sus hogares como defensa.

Pero no sólo hubo críticas, sino también consejos. Uno de los más importantes que quiso dar a los jóvenes fue que aprendan de las victorias, pero sobre todo de las derrotas. En este apartado hizo responsables a padres, profesores y entrenadores, al considerar que «en materia de menores todos somos responsables». La juventud de ahora ha crecido al amparo de la ley y saben aprovecharse de ello. De hecho, una de las críticas más duras fue que los jóvenes presumen de «aprobar por ley», según indicó el juez. Esto se debe al cambio de mentalidad social que se ha producido en las últimas décadas. Antes no se discutía a la figura paterna, y ahora Calatayud asegura que «nos hemos convertido en colegas de nuestros hijos, y no puede ser, porque los dejamos huérfanos». .

Para los padres, a día de hoy, «los niños pequeños suponen problemas pequeños; niños grandes, problemas grandes; niños más grandes, problemas más grandes», comentó Calatayud. De forma irónica, pero contundente, realizó una enumeración de consejos para aquellos padres que quisieran formar pequeños delincuentes en casa. Entre ellos, se mencionaron «dar todo a tus hijos, reír las palabrotas, no regañar, estar siempre de su parte…», entre otros. Esto puede derivar a largo plazo en problemas de violencia filioparental, donde los datos presentados por el juez indican que un 40% de agresiones proceden de niñas ante un 60% realizado por niños. En este acto participaron Mario Bárbara, coordinador del Área de Salud del Unicaja Baloncesto y Director de «Aula Abierta» que ejerció como maestro de ceremonias, y Juan Medina, asesor jurídico del club que realizó la presentación de Emilio Calatayud. El juez se ha convertido por méritos propios en un referente para padres y docentes por su clarividencia en el trato con los jóvenes, siendo muy populares sus castigos ejemplares y formativos en su tribunal de menores.

Los asistentes, más de 800, disfrutaron de una ponencia muy amena que fue interrrumpida en muchas ocasiones por risas o aplausos ante los ejemplos muy gráficos con los que el juez ilustraba sus argumentos.