Extra Formación Superior

Un debate centrado en la adaptación y nuevas realidades de la formación

Mano Soler, Belén Jurado, Patricia Rodiles, Ignacio de la Vega, Manuel Ávila, Carmen Alcaraz, Rafael Olleros, Laura Rodríguez, Yolanda Quesada y Michael Rittner./Salvador Salas
Mano Soler, Belén Jurado, Patricia Rodiles, Ignacio de la Vega, Manuel Ávila, Carmen Alcaraz, Rafael Olleros, Laura Rodríguez, Yolanda Quesada y Michael Rittner. / Salvador Salas
El tercer encuentro #YoEstudioEnMálaga organizado por Diario SUR contó con la participación de algunos de los principales protagonistas del sector formativo en la provincia

Acorde al desarrollo global que ha experimentado la provincia en la última década, Málaga se está posicionando también como un referente en formación en Andalucía. Calidad, variedad e internacionalización, son los principales atractivos que ofrece la región a su alumnado, tan variado como exigente.

La consolidación cultural de la provincia se une al impulso tecnológico a través de entornos como el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) o el Polo Digital, entre otros, que atraen a las empresas de diferentes puntos del mundo a establecerse en la zona, y la convierten en una de las mejores ciudades de España para hacer negocio.

Ante esta realidad, la formación en Málaga tiene el reto de dinamizar y lograr convertirse, igualmente, en un foco de atracción de estudiantes.

Para debatir acerca de esta y muchas otras cuestiones, Diario SUR ha reunido una mesa de expertos en #YoEstudioEnMálaga2019, un encuentro en el que directores de los principales centros formativos de la provincia han analizado la situación actual del sector, la evolución de la última década y, por supuesto, los retos que se plantean para los próximos años.

Esta tercera edición del encuentro ha contado con la participación de Belén Jurado, ESESA IMF y vicepresidenta en FORUM ESESA; Ignacio de la Vega, director de ESIC en Málaga; Mano Soler, director de Operaciones y Servicios de Atención al Estudiante en Les Roches Marbella; Manuel Ávila, director territorial de Medac; Rafael Olleros, director de Programas en Málaga de San Telmo Business School; Laura Rodríguez, directora comercial de Euroformac; y Michael Rittner, director de EFE Málaga. El encuentro estuvo conducido por la periodista y colaboradora del periódico Carmen Alcaraz.

S. Salas

Estos profesionales pertenecen a algunas de las escuelas de negocio y centros formativos más importantes de la región, con prestigio internacional, y que han conseguido situar a Málaga en el centro de la actualidad formativa en los diferentes niveles, desde Formación Profesional, a grados y posgrados o cursos especializados en idiomas. De este modo, en esta edición los participantes han representado la práctica totalidad de las opciones en formación superior de la provincia, un amplio abanico de posibilidades para formar a los alumnos que estudien en Málaga tanto en conocimientos como en valores.

El auge de la formación privada, un éxito avalado por el mercado

La formación privada está experimentando en los últimos años un notable crecimiento en la provincia. Un aumento generalizado en todos los niveles académicos que, en el caso de los estudios superiores de Formación Profesional, grados, posgrados, másteres y cursos de especialización, viene impulsado por la relación que los centros han sabido establecer con la realidad del mercado laboral.

Tal y como explicó Ignacio de la Vega: «Estas formaciones se adaptan más rápido y mejor a las necesidades del mercado. Se suele decir que el alumnado de la guardería trabajará en profesiones que aún no existen. Y esto requiere una enorme capacidad por parte de los centros para ir evolucionando al mismo ritmo que la sociedad, imprescindible para ofrecer formaciones útiles y que sitúen realmente a los estudiantes en el mercado al terminar sus estudios».

«Efectivamente, no solo ha cambiado la metodología, también las necesidades de formación. Y seguirán cambiando aún más rápido según las previsiones. Esto nos obliga a los centros a hacer planes muy actuales, especializados y en contacto con la realidad empresarial», aportó Belén Jurado.

En este punto Rafael Olleros quiso matizar que, en su opinión, el exceso de especialización puede dar lugar a una «pérdida de visión». «Por eso en San Telmo hemos introducido la especialización, pero sobre todo de manera trasversal. Apostamos por una formación global, que sitúe primero al alumno en el contexto general, y después ya la especialización».

Al hilo del debate, Michael Rittner apuntó: «En Alemania tenemos para eso la formación dual. El alumno se forma en el aula y en la empresa. Conoce la realidad del sector, y después ya elige en qué quiere especializarse, sabiendo sus preferencias reales».

Asimismo, Laura Rodríguez recordó: «No solo ha cambiado la formación en general, también el modo en que el alumno accede a ella. Por ello en Euroformac hemos adaptado la oferta a las nuevas necesidades, con fórmulas más inmediatas y amenas de E-Learning. En este sentido apostamos por un aprendizaje visual, colaborativo, y en el que participan expertos en diferentes materias de todo el mundo. En definitiva, un modelo propio donde las metodologías se mezclan para enriquecerse y adaptarse a los estudiantes, que es lo más importante».

En el mismo punto, Manuel Ávila aportó su consideración de que tanto la legislación como los planes de estudio que imponen los organismos públicos están obsoletos y no se adaptan a las necesidades del mercado. «En Medac hablamos con los gerentes de las empresas, vemos con ellos qué les piden a los profesionales, y en base a eso adaptamos el programa, cuando se puede por medio del currículo, y sino mediante formaciones complementarias como cursos y expertos».

En este sentido cabe destacar que Medac es uno de los centros que ha logrado acabar con el estigma de la Formación Profesional como estudios «de segunda división». Como apunta Ávila, «las empresas necesitan profesionales técnicos. Prueba de ello es que la tasa de empleabilidad de nuestras formaciones se sitúa en el 90%, alcanzando el 100% en titulaciones como Técnico de Farmacia, donde todos los alumnos han sido contratados al finalizar sus estudios». Una de las claves del éxito ha sido precisamente la adaptación de los currículos académicos al mercado laboral. «Impartimos el 85% de nuestras clases de manera práctica. Porque en Medac consideramos que se aprende haciendo». Además, estos estudios sirven de acceso a la universidad para aquellos alumnos que, por nota, no hayan sido admitidos de manera directa, o que quieran continuar su formación.

En este sentido, y haciendo referencia a las diferentes opciones de estudio que se plantean para los alumnos, de la Vega incidió que en formación «nunca deben cerrarse puertas». «Por nuestra experiencia podemos asegurar que lo más beneficioso es apostar por una formación lo más amplia posible acorde a la etapa y madurez de cada alumno. Es un orden natural que nosotros, como formadores, tenemos la responsabilidad de conocer y asesorar. No se trata de que todos hagan un MBA, por ejemplo, sino de que vayan adquiriendo el conocimiento que precisan, de manera progresiva y en contacto con el mercado. Solo así resulta realmente beneficioso».

Por su parte Rittner, recordó que en Alemania, su país de procedencia y donde los alumnos de EFE Málaga desarrollan parte de su formación práctica, la formación privada «está subvencionada por el gobierno». «Es algo positivo porque las empresas privadas pueden ofrecer unos medios, una innovación, y una flexibilidad muy interesantes para los alumnos. Contamos con muchos años de experiencia en esto y los resultados son muy buenos, así que creo que puede ser un modelo muy beneficioso también para España».

«En ESESA tenemos la vocación de formar empresarios, no emprendedores»

«En ESESA tenemos la vocación de formar empresarios, no emprendedores» Belén Jurado, Directora de ESESA IMF y vicepresidenta en FORUM ESESA

«Además de los emprendedores, en San Telmo creemos que son imprescindibles los inversores»

«Además de los emprendedores, en San Telmo creemos que son imprescindibles los inversores» Rafael Ollero, Director de Programa de Málaga de San Telmo Business School

«Muchos de nuestros alumnos inician sus propios proyectos, es un gran atributo»

«Muchos de nuestros alumnos inician sus propios proyectos, es un gran atributo» Manuel Ávila, Director territorial de MEDAC, Instituto de Formación Profesional Oficial

«El contacto con la realidad empresarial aporta una visión madura para emprender»

«El contacto con la realidad empresarial aporta una visión madura para emprender» Michael Rittner, Director general de EFE Málaga

Una formación sin fronteras

Uno de las cuestiones que marcan la diferencia de la formación actual es la eliminación del concepto de fronteras. Las escuelas, en muchos casos con diferentes sedes, ofrecen a los alumnos la posibilidad de movilidad entre las mismas, además de opciones online y 'blended', un sistema híbrido que combina formato presencial y virtual.

Ignacio de la Vega explicó que en ESIC animan a los alumnos a cursar una parte de sus estudios en otra localización, lo que les ayuda a generar una capacidad de adaptación a cualquier parte del mundo. «Pero no solo en los grados, también en posgrados y másteres. Existen muchas opciones y fórmulas. Hay vida más allá del Erasmus».

«En Les Roches siempre hemos apostado por 'el estudiante global'. Pero esto no solo se refiere a los alumnos que cursan parte de sus estudios en nuestras diferentes sedes. También hace referencia a personas que requieren otro tipo de formación porque se encuentre trabajando, por ejemplo. Aunque siempre mantenemos una parte presencial que es imprescindible para la formación de excelencia que ofrecemos en la escuela», quiso aportar Mano Soler.

Manuel Ávila coincidió en ese punto con Soler. «En Medac también ofrecemos formación online, pero cuando me preguntan si es mejor esta fórmula la presencial, siempre respondo lo mismo: si conoces la realidad del sector es mucho más fácil (para cursos de capacitación o especialización, por ejemplo), si no, la experiencia de formarse haciendo es la mejor manera de obtener un aprendizaje real y de calidad».

En esta misma línea, Jurado expuso: «Lo cierto es que, aunque la tecnología ha avanzado mucho, en ESESA buena parte de nuestra formación, basada en la metodología del caso, es difícil de extrapolar al online. Estamos convencidos de que la experiencia y las habilidades se adquieren mejor compartiendo conocimiento. No obstante, también hemos incorporado una parte virtual para aquellas personas que lo requieran por circunstancias personales».

Como contrapunto, Laura Rodríguez expuso su experiencia: «En Euroformac hemos avanzado mucho en la digitalización, desarrollando nuevas formas y metodologías. Aulas virtuales que permiten una conexión remota pero muy participativa; visual learning que combinan vídeos tutoriales, píldoras formativas y clips ilustrados; simulaciones con escenas reales…en definitiva no se trata de mirar una pantalla, sino de ir más allá y crear situaciones cotidianas en las que el alumno aprenda de manera activa».

«En Les Roches se generan muchas ideas de negocio innovadoras y disruptivas»

«En Les Roches se generan muchas ideas de negocio innovadoras y disruptivas» Mano Soler, Director de Operaciones y Servicios al estudiante de Les Roches Marbella

«Contamos con muchos programas enfocados al emprendimiento de calidad»

«Contamos con muchos programas enfocados al emprendimiento de calidad» Laura Rodríguez, Directora Comercial de Euroformac

«Apostamos por el desarrollo de un empresariado de calidad entre los alumnos»

«Apostamos por el desarrollo de un empresariado de calidad entre los alumnos» Ignacio de la Vega, Director de ESIC Málaga

Los retos de Málaga como foco de atracción de estudiantes

En lo referente a la posición de Málaga como ciudad dinamizadora de la formación superior, Belén Jurado quiso subrayar que, aunque la ciudad ha avanzado mucho y se ha convertido en un foco de interés y atracción, «sigue siendo necesaria una apuesta importante por la captación de alumnos extranjeros». «Hemos conseguido grandes avances en ámbitos como el cultural o el tecnológico, por eso no me cabe duda de que estamos preparados para convertirnos en una referencia en turismo formativo, recibiendo a los alumnos y compartiendo con ellos nuestro conocimiento y ese cosmopolitismo del que tanto presumimos».

«El intercambio cultural y de formación, es el futuro. Nosotros podemos asegurarlo por la fantástica experiencia que estamos desarrollando con Alemania», apuntó Rittner.

S. Salas

Por su parte, Ávila aprovechó para recordar: «Aunque históricamente en Andalucía, Granada ha sido la ciudad principal para estudiar, es cierto que en los últimos años Málaga se está posicionando como una alternativa de calidad que ofrece además muchos otros beneficios para el estudiante. No obstante, la administración pública tiene el reto de lograr que puedan seguir formándose y no tenga que irse a otras ciudades porque se 'cape' el acceso a la Universidad».

«Esto es totalmente cierto. Existe una demanda en este sentido que no está cubierta y que es imprescindible para convertirse en ese foco receptor al que aspiramos. Las instituciones deben comprender que la competencia es sana, y que ayuda al tejido empresarial y a la sociedad a avanzar», convino Jurado.

«Pero esto no solo afecta a las instituciones, la industria también tiene que invertir en la formación de los alumnos, como propone el sistema dual. Porque esto significa aportar por la calidad y el talento, y además refuerza la identidad corporativa de las organizaciones», insistió Rittner.

Como explicó Rafael Ollero: «Efectivamente. Tenemos las bases para que Málaga sea muy importante, solo hay que apostar por la calidad y el compromiso. En San Telmo hemos podido comprobar, por ejemplo, que cada vez más las empresas quieren que sus ejecutivos hagan sus formaciones en la ciudad, por la situación de la ciudad y las posibilidades de negocio que ofrece».

«En el caso de Les Roches, además, al ser la provincia una potencia en turismo, muchas empresas realizan aquí sus reclutamientos», incidió Soler.

También se puso de relevancia la importancia de seguir apostando por los valores como base fundamental de la formación. «En San Telmo tenemos la máxima de que, siendo mejores personas, podremos crear mejores empresas y mejor sociedad», exponía Olleros.

«Tenemos uno de los trabajos más gratificantes del mundo, que es ayudar a las personas a transformarse y crecer. Y eso es una responsabilidad, pero también una gran oportunidad para todos», aportaba Mano Soler.

En referencia a los retos del sector, todos los expertos coincidieron que la adaptabilidad al futuro es sin duda el principal objetivo de la formación en una sociedad tan cambiante como la actual. Algo, acuerdan, que tiene un componente muy beneficioso a nivel global. «La adaptación hace que tengas que poner en valor tu identidad, y ayuda a sacar lo mejor de las empresas», culminó la directora comercial de Euroformac.

Emprendimiento, la asignatura pendiente

En una sociedad en constante cambio, marcada por los ritmos tecnológicos y con el requerimiento permanente de reinventarse o morir, emprender es, más que una alternativa, una necesidad para aquellas personas que quieran llevar a cabo sus propios proyectos, implementando herramientas innovadoras y generando así nuevos escenarios en los que desarrollar su actividad.

En este sentido, todos los expertos congregados en la mesa formativa #YoEstudioEnMálaga2019 coincidieron en la necesidad de apostar por el emprendimiento dentro y fuera de las aulas, dando lugar, como ellos mismos dicen, a «empresarios, no emprendedores».

«Desde que abres la puerta de tu negocio y te enfrentas a las facturas, la gestión y las responsabilidades que este implica, sabes que no eres emprendedor, sino empresario», resalta Belén Jurado. Un concepto que hace referencia a la naturaleza genérica del emprendedor, que suele centrarse en desarrollar ideas propias o con las que tiene una gran implicación personal. Sin embargo, se considera empresario a aquellas personas que tienen la capacidad de adaptarse a cualquier sector o tipo de negocio si detecta una oportunidad interesante. Un gestor y un jefe que es capaz de generar beneficios y aportar con su proyecto a toda la comunidad.

Para ello, como acordaban los participantes, es imprescindible contar con formación «práctica y real» de los entornos económicos por parte de los alumnos, y el compromiso de las insituciones y empresas para apostar por estas ideas y desarrollos, tanto con iniciativas que las respalden, como con la inversión que la haga posible.

Durante el debate Michael Rittner quiso aportar su propia visión, marcada por la experiencia en Alemania, país del que procede: «Viendo cómo se desarrolla en otros lugares, yo creo que en España el emprendimiento adolece de un problema de base, y es que de entrada ser autónomo significa pagar. Los inicios de las empresas son difíciles y este modelo puede lastrar su superviviencia y crecimiento. Sin duda es necesario mejorar este planteamiento para animar a las personas a involucrarse en los proyectos e inciar su propia aventura empresarial, con la que ganamos todos».