Barbie y la Agencia Espacial Europea animan a las niñas a ser astronautas

Imagen de la Barbie Espacio. /ESA
Imagen de la Barbie Espacio. / ESA

Han creado una barbie en homenaje a Samantha Cristoforetti, la única mujer astronauta en activo en Europa

EFEBarcelona

Barbie y la Agencia Espacial Europea (ESA) se han asociado para animar a las niñas a convertirse en la próxima generación de astronautas, ingenieras y científicas dentro del proyecto 'Dream Gap', con el que Barbie pretende «igualar el terreno de juego en el campo profesional para las niñas».

Para la ocasión, se ha creado una Barbie como homenaje y a semejanza de la única mujer astronauta activa en Europa, la italiana Samantha Cristoforetti, quien ha asegurado que espera que esta colaboración «ayude a niños y niñas a soñar sin límites sobre su futuro».

El proyecto ha nacido a partir de los datos obtenidos por Barbie en su estudio 'Dream Gap', que muestra cómo a partir de los cinco años, muchas niñas «comienzan a desarrollar una autoconfianza limitada y dudan de su potencial máximo», lo que se conoce como «brecha del sueño».

Además, ante el 50 aniversario de la llegada a la Luna del Apolo 11 y como punto de partida de la colaboración con Cristoforetti, Barbie lanzará una serie de vídeos motivacionales en los que la astronauta dará la bienvenida al centro de la ESA en Colonia (Alemania) a niñas de Alemania, Inglaterra, Francia e Italia, que podrán pasar un día de trabajo con ella.

El proyecto 'Dream Gap' también aterrizará en España, donde el próximo 18 de julio se anunciará la colaboración de Barbie con la Fundación Inspiring Girls y el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) en un evento especial en Maspalomas, Estación de Satélites canaria, en el marco del 60 Aniversario de la emblemática muñeca.

Los datos avalan la iniciativa

Por otro lado, Barbie desarrolló un estudio en Inglaterra, Alemania, Francia e Italia el pasado junio con el objetivo de analizar la actitud de los padres acerca del 'STEM', el tipo de educación que integra las ciencias, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, y la posibilidad de que dicha actitud pueda ser un factor limitante para las niñas.

Los hallazgos clave de la investigación han sido un menor conocimiento de logros femeninos en la industria espacial con respecto a los masculinos y el deseo de los padres de contar con un mayor conocimiento del espacio y de las opciones de carreras relacionadas con el STEM para poder informar a sus hijas.

La Directora de Diversidad de la ESA, Ersilia Vaudo-Scarpetta, ha explicado que «si bien los niños y las niñas suelen obtener las mismas calificaciones en ciencias y matemáticas, pocas niñas son las que sueñan en convertirse en científicas, ingenieras o profesionales del espacio, un hecho que ha achacado a «los factores sociales y culturales».

Por su parte, la directora de Marketing en Europa de Barbie, Isabel Ferrer, ha destacado que, mediante el juego, su muñeca «siempre ha demostrado a las niñas que pueden ser cualquier cosa dándoles la oportunidad de encarnar diferentes roles, ayudándoles así fomentar su imaginación y autoexpresión».

Más información