Pueblos españoles con unas impresionantes vistas

Vistas desde Pueyo de Araguás, en Huesca./
Vistas desde Pueyo de Araguás, en Huesca.

Rincones que te dejarán boquiabierto por sus impresionantes panorámicas, todo un caramelo para los fotógrafos

ÁLVARO ROMERO

Alrededor de toda la geografía española existen rincones impresionantes, dignos de ser admirados. Preciosos lugares tanto en el norte como en el sur, en el llano o en la montaña; todos cortados por el mismo patrón: la amabilidad de sus gentes y una excelente gastronomía que enamora a turistas nacionales e internacionales.

Hay pueblos que parecen haber nacido para ser fotografiados, lugares que enamoran por la vista y se quedan en la retina del viajero para toda la vida. A continuación te presentamos algunos de ellos, localidades con unas vistas panorámicas que no te puedes perder.

Montefrío. Este municipio granadino ha sido elegido por la prestigiosa revista National Geographic como uno de los pueblos con mejores vistas del mundo. Un galardón que ha multiplicado la llegada de turistas afianzándolo como uno de los destinos preferidos de la provincia. Fue declarado Conjunto Histórico Artístico Nacional.

Su silueta con el peñón al fondo es la imagen más pura de Montefrío, lo preside la fortaleza árabe y la iglesia. Desde allí se puede disfrutar de unas vistas espectaculares de toda la localidad y su entorno, fotografiarlo al atardecer es un placer para todo amante de la fotografía. Degusta su maravillosa gastronomía y recorre sus callejuelas blancas.

Castellfollit de la Roca. Ubicado en la provincia de Gerona, concretamente en la comarca de la Garrocha. Es sin duda un pueblo de postal, como su propio nombre indica se sitúa al borde del precipicio en lo alto de una pared de piedra basáltica de 50 metros de altura, desafiando las leyes de la gravedad y ofreciendo unas vistas del entorno envidiables. Vistas reconocidas también por National Geographic que le incluye entre los 10 pueblos con mejores vistas del mundo.

Forma parte del Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrocha, si visitas Castellfollit te adentrarás en un pueblo de esencia medieval formado por casas de piedra de origen volcánico. La erosión de los ríos Fluviá y Toronell ha sido clave para la formación de esta pared, sin duda un lugar fotogénico y con mucho encanto.

Pueyo de Araguás. Un pequeño pueblecito de Huesca situado en pleno Pirineo, en la comarca de Sobrarbe. Se trata de un rincón apartado de la civilización donde el estrés no existe y la desconexión es máxima. Entre sus callejuelas y muros de piedra bien cuidados tan solo se escucha el canto de los pájaros, el sonido del viento y el silencio.

Se encuentra a escasos kilómetros de Aínsa, uno de los principales municipios de la zona. Desde Pueyo se pueden disfrutar de unas vistas impresionantes a los Pirineos. Una panorámica impresionante en cualquier época del año, la vegetación del entorno varía en cada estación ofreciendo una amplia paleta de colores, dejando imágenes únicas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos